Saltar al contenido

Para qué sirve la Gentamicina

La Gentamicina es un tipo de antibiótico, que dentro de sus efectos, desarrolla una serie de soluciones para la persona que la consume por indicación médica. Resulta muy buena para atacar bacterias tanto de tipo gram positivas como negativas. Resulta idóneo para personas que tengan que tratar todo tipo de infección en la piel por diversas razones.

Entre esas razones tenemos el hecho de infecciones en la piel a causa de algún tipo de eczema microbiano, algún tipo de quemadura y/o abrasión, algún efecto de dermatitis que haya sido infectado, úlcera provocada por estasis e incluso acné. También es recomendado el uso de la gentamicina cuando existe algún tipo de afectación tanto en la parte de la nariz como los oídos.

En esto último suele presentarse lo que se diagnostica como sinusitis, lo que se conoce como mastoiditis, otitis y la amigdalitis. También se usa para tratamientos relacionados con afectaciones en las vías respiratorias cuyos diagnósticos suelen ser bronconeumonía, la bronquitis y la llamada pleuresía. Suele además usarse para tratamiento por afecciones en las vías urinarias como es uretritis y prostatitis.

Se usa además la gentamicina para tratar situaciones críticas relacionadas con afectaciones dentro del sistema nervioso como lo que es la meningitis, meningoencefalitis y la conocida encefalitis. Con esto también es susceptible para tratamientos relacionados con algún tipo de infección que se relaciona con diagnósticos como la osteomielitis.

Propiedades de la Gentamicina

La propiedad central que tiene la gentamicina es que es un tipo de antibiótico del aminoglucósido que tiene un amplio espectro curativo. Lo que hace es que una vez que se aplica la dosis indicada por el médico al ser humano, la gentamicina ataca bacterias de tipo gramnegativo. Entre ellos están las enterobacteriáceas y las pseudomonas; por mencionar las más recurrentes.

Mecanismos de acción de la Gentamicina

La función central es la de actuar como una interferencia en el proceso de la síntesis de las proteínas que adquieren de manera normal el cuerpo humano. Esto se hace con la finalidad de que el propio organismo provea así mismo las proteínas necesarias para que funcione de manera adecuada. Para que se logre lo anteriormente descrito, se requiere de una acción en las células bacterianas.

Para tal fin se presentan dos etapas importantes, primero, se diseña un mecanismo de transporte para los activos de la propia bacteria y; segundo, se desarrolla un ingreso acelerado de algún tipo de ribosoma que acelere el proceso para que el paciente mejore en su diagnóstico. La clave en todo esto es la adecuada funcionalidad de las proteínas del cuerpo humano.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Gentamicina?

La Gentamicina también sirve para:

  • Sinusitis.
  • Otitis.
  • Amigdalitis.
  • Infecciones de la piel: abscesos.
  • Amigdalitis.
  • Neumonía.
  • Bronquitis.
  • Bronconeumonía.
  • Prostatitis.
  • Uretritis.
  • Meningitis.
  • Encefalitis.
  • Osteomielitis.
  • Peritonitis.
  • Septicemia.

Muestra médica de Gentamicina

La Gentamicina se receta en casos de infección en la piel.

Cuando una persona presenta en la piel algún tipo de lesión causada por diversas razones, entre ellas, por alguna quemadura o infección. Suele indicarse por el médico, el uso de gentamicina en formato de crema. Para tal fin, lo que se hace es aplicar en la zona de la lesión un poco de la crema varias veces al día durante un tiempo indicado por el propio médico.

La Gentamicina se utiliza en casos de sinusitis.

En caso de que un paciente presente como anomalía algún tipo de sinusutis, suele indicarse por parte del médico la gentamicina, misma que deberá usarse según la receta lo establezca. Al mismo tiempo puede ayudar a tratar problemas de la mastoiditis, otitis y la amigdalitis u otro tipo de afección relacionada con las vías respiratorias.

La Gentamicina en casos de meningitis.

Suele usarse con cierta frecuencia por los médicos la gentamicina, cuando detectan no solo problemas de meningitis sino otras enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central. En caso de que durante una revisión médica se detecte este tipo de anomalías, es que se receta la gentamicina. Es importante monitorear la evolución del paciente toda vez que no se puede administrar en varios días.

¿En qué presentaciones se vende la Gentamicina?

  • De tipo oral en 80 mg / 2 ml.
  • De tipo inyectable en 80 mg / 100 ml, 100 mg / 100 ml, 120 mg / 100 ml
  • De tipo crema en 3 mg de gentamicina. Vehículo, c.b.p. 1 ml.

Dosis de la Gentamicina

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Es necesario señalar que la gentamicina normalmente viene en presentación de comprimido oral. También hay para usarse en inyección de tipo intramuscular y/o intravenoso. También existe en presentación de crema para aplicación directa en áreas necesarias de manera tópica.  Esta última presentación es la más comercializada y usada en la medicina.

La crema tópica se usa en áreas de la piel que han sido infectadas por diversas causas. La dosis consiste en untar una pequeña porción frotando suavemente el área dañada de la piel al menos tres o hasta cuatro veces al día. Se hará de manera diaria hasta que la persona que se administra la crema con gentamicina, observe algún tipo de mejoría en la infección hasta que esta haya desaparecido en su totalidad.

Es importante señalar que aunque se indique que se debe poner hasta que desaparezca la infección en cuestión, debe tenerse en cuenta que existe un lapso determinado a tomar en cuenta, en caso de que no se muestre algún tipo de mejora, se deberá consultar al médico para determinar la razón de ello. Esto se hace con la finalidad de evitar que el cuerpo se vuelva resistente a los antibióticos.

En el caso de que la dosis que el médico indique, sea por medio de la inyección por vía intravenosa y/o muscular, según sea el caso; debe aplicarse mediante una dosis de 3 mg/kg., al día, siempre y cuando el médico en turno, considere que corre cierto peligro la salud del paciente a causa de un tipo de infección de tipo sistémico. Esta dosis se indica a pacientes adultos.

En el caso de los niños, deberá aplicarse una dosis dependiendo de la edad que presente el niño y se determina junto con la variable del peso y el grado de afectación de la misma infección de tipo sistémico. En ambos casos, el tratamiento no deberá exceder los siete días o hasta diez como máximo. En caso de que la afectación a la salud continúe, deberá optar el médico por otra solución.

La dosis de las inyecciones intramoscular y/o intravenosa, también en suele indicarse para tratar otro tipo de afectaciones como la presencia de algún tipo de afectación en los pulmones por infección, las cuales sean causadas a razón de lo que se conoce como pseudomonas aeruginosa, serratia, enterobacter y afines. Para tal fin se aplica la gentamicina acompañada con lo que se laman cefalosporinas.

En este caso especial, la dosis que normalmente recomienda un médico es de 3 mg por día aplicada en tres dosis en ese mismo lapso. Algo que debe ser sumamente importante a tener en cuenta es que en caso de que el problema de salud que se presente sea a causa de lo que es la infección provocada por el staphylococcus, debe evitarse el uso de la gentamicina, por ser altamente resistente.

Efectos secundarios del consumo de la Gentamicina

Se debe señalar que prácticamente todos los medicamentos de tipo antibiótico, presentan algún tipo de efecto secundario cuyo impacto puede ser de diferentes niveles. En ese caso, la gentamicina suele presentar algún tipo de reacción secundaria que podría afectar a la salud si no se toman las medidas necesarias. Por esa razón, es necesario que solo se aplique la gentamicina por receta médica.

A continuación se señalan algunos efectos secundarios, dependiendo del uso que se le dé a la Gentamicina:

Dermatológico

El algunas ocasiones, cuando al paciente se le aplica, por cualquiera de sus formatos la gentamicina, suele presentar algpun tipo de irritación de tipo transitorio que no está relacionado con la infección de la piel. Lo que suele pasar es que al aplicarse la gentamicina, se presenta un tipo de comezón que acrecienta el malestar en el paciente.

Oftálmico

Se presentan en el paciente algún tipo de alteración de tipo visual, sobre todo cuando se administra la gentamicina en forma subconjuntival. Aunado a ello, puede la persona presentar algún tipo de dolor en el ojo e incluso algún efecto de hiperemia conjuntival. En casos más graves puede provocarse una isquemia de la retina.

Gastrointestinal

Lo primero que se observa como efecto secundario de este tipo es que el paciente presenta una falta de apetito gradual, esto lo lleva a ir perdiendo paulatinamente de peso. También suele presentarse episodios recurrentes de mareo, vómito e incluso lo que se conoce como estomatitis y enfermedades afines.

Riñón

Suelen darse casos de pacientes que desarrollen una necrosis en el riñón. Puede también darse el caso de que se dé una fibrosis de tipo intersticial, o una creatinina o isostenuria. Puede presentarse en caos más graves, la presencia de pus abundante y dificultad para orinar. Pueden desarrollarse la cilindruria.

Cardiovascular

En este sentido, en algunas ocasiones suelen presentarse casos de hipertensión o, caso contrario; hipotensión. Esto pone en riesgo no solo la salud sino la vida del paciente al ser altamente proclive a un infarto que provoque la muerte inmediata. Es importante por esa razón determinar si el paciente tiene algún tipo de arritmia o malestar cardiovascular.

Musculoesquelético

En este caso, se presenta en la persona como efecto secundario un tipo de parálisis respiratorio o neuromuscular. A veces suele presentarse esto por la combinación de medicamentos como la Gentamicina y la Neomicina. Por eso es importante no combinarlas si no es recetada por el médico de cabecera.

Hepático

La gentamicina puede provocar el aumento de lo que son las enzimas y aumentar el nivel de concentración de la hepatomegalia transitoria y la bilirrubina. Esto afectará directamente al hígado provocando un crecimiento anormal del propio órgano. Por supuesto, esto conlleva a un deterioro importante en la salud del paciente.

Sangre

En algunas ocasiones, cuando se aplica vía intravenosa la gentamicina, suele provocar algún tipo de anemia al paciente. Esto es así, porque los elementos de la gentamicina, pueden activar la disminución gradual tanto de los leucocitos como los granulocitos. También incide directamente en el comportamiento de los reticulositos, eosinúfilos y otros.

Contraindicaciones por el uso de la Gentamicina

Algunas contraindicaciones que suele presentar la gentamicina, están relacionadas con el comportamiento del cuerpo una vez que se ha aplicado, por cualquiera de las formas de dosificación y presentan reacciones adversas. Una de ellas es cuando el paciente presenta algún tipo de hipersensibilidad relacionada con el propio compuesto del medicamento de gentamicina.

Es importante tener en cuenta que cuando una paciente está embarazada o en periodo de lactancia materna, no debe indicarse el uso de este medicamento, salvo que el propio médico señale lo contrario. Es importante que el propio doctor antes conozca ese estado del paciente para no cometer un error. En caso de que aun en ese estado, el médico indique el uso de la gentamicina, tal vez sea por la gravedad.

No se recomienda el uso de la gentamicina en pacientes que padezcan algún tipo de enfermedad renal o que presente problemas relacionados con el tema del musculo esquelético.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Gentamicina?

No se debe indicar el uso cuando se está en periodo de embarazo la mujer, esto es así, porque se han detectado en algunos casos, afectaciones directas en los fetos en desarrollo. En caso de que el medico considere necesario el uso de la gentamicina, deberá estar continuamente monitoreada la paciente y evaluar el costo-beneficio del tratamiento.
CONSULTEA SU MÉDICO.