Saltar al contenido

Para qué sirve la Ampicilina 500mg

La Ampicilina 500 mg se conoce como un medicamento de tipo antibiótico que es muy similar a la penicilina, y se emplea dentro de la medicina para tratar algunos casos de infecciones que desarrollan las bacterias; entre dichas enfermedades está las infecciones en los oídos, la neumonía, la bronquitis e incluso las infecciones que se presentan en las vías urinarias.

Propiedades de la Ampicilina 500 mg

Dentro de las propiedades de la ampicilina está el der ser un agente bactericida, es decir, desarrolla una acción que depende de la capacidad de poder unirse a aquellas proteínas que tienen como función central en la membrana citoplasmática bacteriana.

Además, la ampicilina tiene la capacidad de inhibir el proceso de división de las células y al mismo tiempo limitar su crecimiento; cuando esto sucede es más factible que se dé un mejor impacto de la ampicilina en dichas células. Este medicamento tiene la cualidad de metabolizarse en el hígado y una vez que cumple su función médica, suele excretarse por medio de la vía renal.

Mecanismos de acción de la Ampicilina 500 mg

Su mecanismo de acción se da gracias a que tiene como característica el hecho de que es un antibiótico de tipo betalactámico, que como tal tiene la facultad de poder penetrar en las bacterias de tipo grampositivo, gramnegativo y de las aerobias; lo que hace es interferir de manera directa en el proceso de síntesis de la llamada pared celular y así poder eliminar los gérmenes de la pared bacterial.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Ampicilina 500 mg?

La Ampicilina 500 mg sirve para:

  • Tratamiento para las infecciones del tracto urinario.
  • Tratamiento por infecciones en la piel.
  • Tratamiento de infecciones en los tejidos blandos.
  • Tratamiento para la neumonía.
  • Tratamiento de la listeria.
  • Tratamiento de los casos de gonorrea.
  • Tratamiento por meningitis.
  • Tratamiento de faringitis bacteriano.
  • Tratamiento de la otitis.
  • Tratamiento por fiebre de tipo paratifoidea.
  • Tratamiento de casos de listeriosis.
  • Tratamiento de casos de salmonelosis.
  • Tratamiento para el meningococo.
  • Tratamiento de septicemia bacteriana

Ampicilina de 500mg en caja

¿En qué presentaciones se vende la Ampicilina 500 mg?

  • Amoxicilina con 20 comprimidos de 500 mg., cada una.
  • Amoxicilina ratiopharm con 30 comprimidos de 500 mg., cada una.

Dosis de la Ampicilina 500 mg

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

En términos generales, la ampicilina suele recetarse para su dosificación de acuerdo a los siguientes parámetros: en el caso de los pacientes de edad adulta, en promedio se recomienda la ingesta de 250 mg., a 500 mg., para cada seis horas; mientras que en el caso de las dosis para pacientes pediátricos, que tengan un peso máximo de 20 kg., la dosis corresponde a unos 12 mg., a 25 mg., aproximadamente, para que sea ingerido cada seis horas. Esto en lo que respecta a las tabletas y/o cápsulas.

En lo referente a las ampolletas de la ampicilina, la dosificación se maneja de la siguiente manera: para los pacientes adultos, una dosis de 250 mg., a 500 mg., para que sea administrado cada seis horas; mientras que en el caso de los pacientes pediátricos, va de 50 mg., a 100 mg., para ser administrado cada ocho horas.
Como información importante, se debe tener en consideración que la ampicilina, al igual que caso todos los antibióticos, no se pueden adquirir sin receta médica. Así que por lógica está prohibida la automedicación. Esta acción además de que puede desencadenar algunas reacciones secundarias, hace que con el paso del tiempo fortalezca las bacterias del paciente que toma la ampicilina sin receta médica.

Es muy importante que cuando el médico vaya a recetar la ingesta de la ampicilina, en caso de ser así, el paciente le comente que es alérgico a dicho medicamento. Incluso, el mismo paciente, en la consulta debe de mencionar, dado el caso, que está tomando otros medicamentos y enumerarlos. Esa información resulta valiosa para el médico para tener un mejor panorama de la situación del paciente. Así, será más certero el tratamiento que prescriba.

Cuando se suele prescribir la toma de la ampicilina, no es común que el médico someta a una dieta especial al paciente, la recomendación se centra en el hecho de que es más factible que se tome la ampicilina al menos una hora antes de que se vayan a ingerir los alimentos.

Si por determinada situación, el paciente no llega a tomar la dosis recomendada por el médico en la receta, de la ampicilina, es necesario que una vez que lo recuerde, el paciente se la tome de manera inmediata. Esto con la finalidad de no duplicar la dosis, ya que esto es algo que bajo ninguna razón debe de hacerse.

Efectos secundarios del consumo de la Ampicilina 500 mg

  • Presencia de diarrea en condiciones leves.
  • Episodios de vómito de manera espaciada.
  • Sensación de cansancio recurrente.
  • Suelen presentarse algunos dolores en la parte del abdomen.
  • Se dan casos de infección vaginal.
  • Casos de presencia de urticaria.
  • Se han dado casos de debilidad de tipo muscular.
  • Pacientes con dificultad para respirar.
  • Casos en los que se refiere dificultad para poder tragar alimentos.
  • Eventos de obstrucción de tipo bronquial.

Contraindicaciones por el uso de la Ampicilina 500 mg

Se encuentra contraindicado este medicamento en aquellos pacientes que han presentado antecedentes de alergia de cualquier tipo, no solo a los componentes activos de la ampicilina. También si han padecido de una enfermedad de carácter gastrointestinal o una disfunción de tipo renal.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Ampicilina 500 mg?

Como medidas precautorias, es necesario que la paciente, en el momento oportuno le indique al médico si se encuentra en ese momento embarazada o en periodo de lactancia materna; esto debido a que precisamente la ampicilina por ser un antibiótico, debe descartarse en estos casos para una dosificación e ingesta.

Lo mismo si el paciente en turno ha padecido o padece de alguna enfermedad relacionada con el funcionamiento del riñón o una enfermedad de tipo hepática. Mismo comportamiento debe tener el paciente en la consulta en el caso de que haya padecido o padezca de alguna enfermedad del tracto digestivo.

Algo que toma especial relevancia en cuanto a qué informarle al médico por parte de un paciente, es el hecho de que cuando se le vaya a realizar una cirugía que haya sido programada e incluso cuando se le vaya a sacar algún diente o muela al paciente; es que está tomando la ampicilina para determinado tratamiento.

En lo que respecta al almacenamiento del medicamento y como medida preventiva, es necesario que este no se encuentre al alcance de los niños para evitar que accidentalmente lo ingiera y tenga por ello consecuencias que arriesguen su salud e incluso puedan llegar a ser fatales. Además, el empaque y/o envase debe guardarse en un lugar a temperatura ambiente.
CONSULTA A TU MÉDICO.