Saltar al contenido

Para qué sirve la Aspirina

La Aspirina suele utilizarse para tratamientos específicos como el de la osteoartritis, la artritis reumatoide, el lupus y enfermedades similares. Suele ser un medicamento de uso común que puede conseguirse sin receta médica en las farmacias, y las personas normalmente lo emplean para aliviar dolores que están relacionados con la cabeza y el cuerpo.

También suele tomarse la aspirina para tratar periodos menstruales, dolor de dientes, dolores de tipo muscular y la fiebre con la finalidad de disminuir la temperatura. Bajo prescripción médica, se emplea este medicamento expresamente para tratar la prevención de un ataque cardíaco, si así lo considera el médico tratante. Suele aplicarse en algunos pacientes para tratamientos relacionados con afectaciones cardiovasculares.

Propiedades de la Aspirina

Este medicamento pertenece al grupo de los salicilatos, y como tal, tiene la facultad de, una vez ingerido por la persona, reducir algunos tipos de dolores, casos de inflamación y/o hinchazón, e incluso, la fiebre para bajar la temperatura. También se emplea para tratar las anginas de pecho e incluso los ataques cardíacos en modo preventivo.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Aspirina?

La Aspirina sirve para:

  • Tratamiento para algunos tipos de dolor.
  • Tratamiento para la hinchazón.
  • Tratamiento preventivo para la angina de pecho.
  • Tratamiento para personas con ataques cerebrales.
  • Tratamiento de pacientes con ataques cardiovasculares.
  • Tratamiento de personas con ataques cardíacos.

Medicina más común para combatir los dolores

¿En qué presentaciones se vende la Aspirina?

– TABLETA con 500 mg., cada una.
-TABLETA efervescente con 300 mg., cada uno.

Dosis de la Aspirina

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

En adultos mayores a los catorce años, suele el médico recetar la ingesta de 500 mg., por cada tres horas al día. Dependiendo del tratamiento a implementar y la dolencia o enfermedad a tratar, la dosis va a variar. Es necesario consultar al médico preferentemente antes de adquirirla sin receta médica para evitar algún tipo de complicación.

Efectos secundarios del consumo de la Aspirina

Independientemente de si la aspirina ha sido recetada o adquirida de manera personal, hay que tener en consideración que la misma puede producir en el paciente, algunos efectos secundarios. Entre ellos podemos encontrar, vómito acompañado de sangre, dolor frecuente del estómago, episodios de náuseas, producir heces con un color oscuro.

Incluso se pueden presentar urticarias, eventos de erupción de tipo cutáneo, inflamación de la mucosidad en la zona de los ojos, labios, cara y lengua. Es posible que se dé una dificultad para respirar e incluso que el ritmo cardiaco se incremente considerablemente. En casos extremos se desarrolla una pérdida parcial o total de la audición. En todos estos casos, debe inmediatamente el paciente avisar al médico.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Aspirina?

Se debe tener en consideración la posibilidad de que se presenten e incluso, se hayan manifestado en el pasado, alergias al componente de la aspirina. De igual manera, es necesario que se comente al médico si al momento de la consulta se está tomando otro tipo de medicamento para otros tratamientos. Esto se hace con la finalidad de que el médico encuentre el mejor tratamiento posible y evitar complicaciones.

Es importante tener en consideración si ha padecido de asma, manifestación de secreción nasal, si presenta una acidez estomacal frecuente, incluso si tiene dolor en el estómago. Lo mismo si padece o ha padecido úlcera de tipo gástrico, anemia o complicaciones de tipo renal o hepático. Si se encuentra en estado de embarazo, también debe saberlo el médico en turno.

Bajo ninguna circunstancia debe combinarse la ingesta de la aspirina con el ibuprofeno, si no ha sido previamente recetado por el médico ya que esta acción puede traer complicaciones en la salud. Tampoco, en caso de que haya olvidado tomar una dosis, duplicarla en la siguiente toma. Esto se hace con la finalidad de evitar una sobredosis de este medicamento.
CONSULTA A TU MÉDICO.