Saltar al contenido

Para qué sirve el Bezafibrato

El Bezafibrato es un medicamento cuyo componente se centra en una base de ácido fíbrico, el cual ayuda exponencialmente a que el paciente disminuye de manera importante los niveles de triglicéridos que el médico considera, previo estudio de laboratorio, que son elevados, en la sangre. La función básica es que el bezafibrato ayuda al proceso de oxidación de lo que son los ácidos grasos en el organismo y al mismo tiempo, estimula la actividad de lo que es la lipoproteinlipasa.

Una vez que el paciente ingiere el bezafibrato, de manera inmediata, el cuerpo lo absorbe y disuelve, una vez que llega a lo que es el tracto intestinal. Su función curativa se da en por lo menos una o dos horas. Independientemente de si se ha ingerido algún alimento o no, la diferencia de la capacidad de absorción es similar.

Una vez que el medicamento ha cumplido su ciclo de vida, el organismo tiende a excretar la misma por la vía renal. Tiende a metabolizarse lo que el cuerpo no logra desechar, en lo que se llama glucorónido de bezafibrato.

Propiedades del Bezafibrato

Es un medicamento que pertenece al grupo de los llamados fibratos, con una característica particular; este tiene una estructura específica que la hace diferente al resto de los medicamentos de dicho grupo. Esta condición ayuda positivamente a la reducción de los niveles plasmáticos de lo que son los triglicéridos en el paciente que así lo requiere.

Mecanismos de acción del Bezafibrato

Ayuda a la reducción del colesterol y/o los triglicéridos.
¿Para qué enfermedades sirve tomar el bezafibrato?

El Bezafibrato sirve para:

  • Tratamiento de pacientes con trastornos del metabolismo lípido.
  • Tratamiento del colesterol.
  • Tratamiento de pacientes con elevado nivel de triglicéridos.
  • Tratamiento en la reducción de las lesiones de tipo coronario.
  • Tratamiento preventivo para el infarto micardio.

¿En qué presentaciones se vende el Bezafibrato?

  • Befitec con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Bezafibrato Kener con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Bezafisal con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Bezalex con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Bifaren con 30 tabletas de 200mg., cada una.
  • Bionolip con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Colser con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Lipocin con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Redalip con 30 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Safital con 30 tabletas de 200 mg., cada una.

Bezafibrato caja

Dosis del Bezafibrato

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Es común que el médico, independientemente del diagnóstico que se vaya a tratar, indique la dosis de 400 mg., por día y estos deben de tomarse de manera preferente durante las comidas.

Efectos secundarios del consumo del Bezafibrato

  • Desarrollo de casos de anorexia.
  • Fuerte sensación de opresión en la zona del estómago.
  • Episodios de náuseas.
  • Debilitamiento de los músculos.
  • Presencia de mialgia.
  • Casos de calambres de tipo muscular.
  • Posible pérdida de cabello.
  • Sensación de fatiga.
  • Alteraciones en el sistema muscular.
  • Alteración en el sistema nervioso.
  • Dolor de cabeza.
  • Alteración en la piel.
  • Desarrollo de anemia.
  • Alteración en el sistema gastrointestinal.
  • Alteraciones en el hígado.
  • Posibles alteraciones en los análisis de sangre.
  • Estados de congestión de tipo biliar.
  • Presencia de cálculos biliares.

Contraindicaciones por el uso del Bezafibrato

No se recomienda la ingesta del bezafibrato en aquellas personas que en el momento sufran de algún tipo de enfermedad hepática. La excepción en este caso es que si ese síntoma es resultado de tener un hígado graso, entonces si se recomienda la ingesta de dicho medicamento. En el caso de pacientes que padecen de la vesícula biliar, no se recomienda tomar el bezafibrato. Tampoco en aquellas personas que presentan algún trastorno en su función renal. Mucho menos en personas alérgicas al bezafibrato.

Si el paciente está bajo un tratamiento de diálisis y/o tenga alguna complicación de insuficiencia renal, entonces, tampoco deberá tomarse este medicamento. Si por falta de desconocimiento a dichas precauciones el paciente ingirió esta medicina y presenta alguna reacción negativa, inmediatamente deberá asistir al hospital para que lo atiendan.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Bezafibrato?

Deben tener precauciones quienes se encuentren en la condición de tener antecedentes de lo que es la colelitiasis. Para descartar esa situación, el médico normalmente recurre previamente a la receta, un análisis clínico para ver si se encuentra esta condición.

Es necesario tener en consideración el no ingerir el bezafibrato, si sabe que padece de alguna reacción de tipo alérgico al componente activo de dicho medicamento. Si se llega a presentar un evento de alergia, generalmente se desencadena en una crisis de tipo asmático, se da una respiración con dificultad, incluso se puede llegar a manifestar un episodio de urticaria.

Si como paciente padece algún tipo de complicación renal, tampoco debería de ingerir el bezafibrato. Mismo criterio aplica si el paciente tiene alguna situación de enfermedad hepática o alteraciones en la parte de la vesícula biliar. No es recomendable combinar este medicamento con los de tipo antidepresivo.

Es algo normal que el médico de manera periódica le mande hacer al paciente estudios de la sangre para ir viendo el comportamiento de los niveles del colesterol y/o triglicéridos; es decir, se somete al paciente a un control de tipo sanguíneo.

Se recomienda que las mujeres en estado de embarazo o periodo de lactancia materna, no utilicen este medicamento. Tampoco en el caso de los pacientes pediátricos. En este último caso, si el médico plantea una excepción, es importante que se le suministre al niño la cantidad exacta de bezafibrato en tiempo y forma.

Si el paciente asiste al médico para tratar otra dolencia y/o enfermedad, se recomienda que se le indique al médico que se está tomando en ese momento el bezafibrato. Es importante que bajo ninguna circunstancia, se le administre este medicamento a otra persona sin la indicación expresa del médico.
CONSULTA A TU MÉDICO.