Saltar al contenido

Para qué sirve el Fluconazol

El Fluconazol es medicamento que suele recetarlo el médico en turno a aquellos pacientes que necesitan tratar algunas infecciones de las conocidas como fúngicas, como las que se denominan candidiasis de tipo vaginal, presencia de micosis en la zona de la ingle, entre otras. Esto significa que el fluconazol es un medicamento cuyo mecanismo de acción se desarrolla como un activo antifúngico, y como tal, pertenece al grupo conocido como triazólicos.

Propiedades del Fluconazol

El Fluconazol es un medicamento que de acuerdo a sus propiedades pertenece al grupo de lo que son los agentes antifúngicos triazólicos, es decir, este resulta ser un medicamento con características inhibidoras para el proceso de la síntesis de  los esteroles que llegan a desarrollarse en los hongos. Tanto si se administra el fluconazol de manera oral como intravenosa, funciona para las infecciones fúngicas.

Desde el punto de vista de las propiedades farmacológicas, funciona de manera eficiente tanto si se administra de manera oral o intravenosa. Su capacidad de absorción es alta y en el caso de la vía de administración oral, se sabe que dicha capacidad de absorción no se ve afectada por la ingestión, es decir, que funciona igual si solo se toma con agua o acompañado de los alimentos.

Caja de fluconazol

La forma en cómo se desechan los residuos de la fluconazol, una vez que ha cumplido su función plasmática, es por la vía renal, esto aproximadamente en un 80 % de su totalidad. El hecho de que la vida promedio de las propiedades curativas del fluconazol sea muy altas, resulta ideal para el tratamiento de enfermedades como la candidiasis vaginal y otras relacionadas.

Mecanismos de acción del Fluconazol

Este medicamento funciona como un antifúngico y tiene la finalidad de inhibir el proceso de síntesis fúngico de los esteroles.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Fluconazol?

El Fluconazol sirve para:

  • Tratamiento de algunos hongos.
  • Tratamiento de infecciones de tipo fúngico.
  • Tratamiento de otras infecciones por candidiasis.
  • Tratamiento de candidiasis orofaríngeo.
  • Tratamiento de candidiasis esofágico.
  • Tratamiento de candidiasis en la zona del tracto urinario.
  • Tratamiento de la peritonitis.
  • Tratamiento de la meningitis criptocócica.
  • Tratamiento de pacientes que son inmunocompetentes.
  • Tratamiento de pacientes con sida.
  • Tratamiento de pacientes que han tenido un trasplante de órgano.

¿En qué presentaciones se vende el Fluconazol?

  • Afungil con 1 o 10 tabletas, de 50 mg., cada una.
  • Afungil con 10 cápsulas de 100 mg., cada una.
  • Afungil con una o 10 cápsulas de 150 mg., cada una.
  • Afungil de una ámpula con 200 ml.
  • Afungil con una ámpula de 100 ml.
  • Afungil con ámpula de 50 ml.
  • Bioxel con ámpula de 50 ml.
  • Candizol con 10 cápsulas de 100mg., cada una.
  • Diflucan con 10 cápsulas de 50 mg., cada una.
  • Diflucan con 10 cápsulas de 100 mg., cada una.
  • Diflucan con una cápsula de 150 mg.
  • Diflucan con una ámpula de 50 ml.

Dosis del Fluconazol

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Es frecuente que el médico por medio de una receta indique la dosis de 150 mg., para ingerirse durante el día. Ahora bien, en el caso particular de que se desee tratar un tipo de infección relacionada con la cándida, entonces se dosifica un comprimido de manera semanal en al menos dos semanas de tratamiento.
Las infecciones provocadas por cualquiera de las candidiasis, suelen tratarse, dependiendo de la sintomatología de dicha infección y las necesidades de tratamiento, por medio de solución intravenosa o la ingesta de algunos comprimidos. Si la candidiasis afecta la zona del pene o la vagina, entonces se receta la dosis de 150 mg., al día de manera inicial, en caso de persistir el problema se hará por tres veces al día.

Si se presenta un tipo de candidiasis oral, entonces el tratamiento deberá llevarse a cabo en un lapso de catorce días con la ingesta de 150 mg., por cada día. En todos los casos mencionados con anterioridad, no es necesario estar en ayunas, se puede acompañar la ingesta de la medicina con los alimentos.

En casos particulares de dosificación, tenemos el del tratamiento de la meningitis criptocócica, en donde normalmente el médico indica una dosificación del fluconazol de 400 mg., al iniciar el tratamiento; posteriormente, se continua el tratamiento con una dosis de 200 mg., al día durante el tiempo que sea necesario, bajo monitoreo del médico respecto a la evolución del propio paciente.

En el caso de las enfermedades relacionadas con la candidiasis, generalmente el médico receta la dosificación de 400 mg., de fluconazol al iniciar dicho tratamiento, igual que el caso anterior, y se reduce en los siguientes días dicha dosis a 200 mg., el tratamiento va a continuar hasta que se dé una respuesta favorable a dicho tratamiento.

Tratándose de una candidiasis orofaríngea, la dosificación se estipula médicamente en una dosis de 50 mg., de fluconazol, por día. Dicho tratamiento se efectuará, según el criterio del médico, en una o dos semanas. Esto con la premisa de que en caso de ser necesario, se pueda prolongar dicho tratamiento si los resultados no resultan favorables.

Cuando un médico está tratando el diagnóstico de la candidiasis de tipo atrófico, las cuales son resultado del uso de las dentaduras postizas, en algunas personas, normalmente se les da un tratamiento con una dosis de 50 mg., de fluconazol, para que se tome una vez al día, durante un periodo de al menos catorce días.
Es importante tener en consideración que en ninguno de los casos que se esté tratando y usando el fluconazol, la dosis no deberá de exceder la ingesta por día de los 400 mg., mientras que en el caso de los pacientes ancianos e infantiles, la dosis debe ser menor y de acuerdo a las condiciones de peso y otras características fisiológicas.

En el caso particular de los pacientes que además del diagnóstico por el cual se le va a administrar el fluconazol, padecen de insuficiencia renal, entonces, la dosis se ajustará dependiendo de la capacidad de excreción del fluconazol, recordemos que es por esta vía que se desecha el medicamento una vez que cumple su función.

Efectos secundarios del consumo del Fluconazol

Aunque se conoce a este medicamento como uno de los que son ampliamente tolerados por las personas y sea poco frecuente la presencia de esos efectos secundarios, cuando se manifiestan, suelen hacerlo dela siguiente manera:

  • Presencia de diarrea.
  • Sensación de nauseas.
  • Fuerte dolor en la zona abdominal.
  • Frecuente dolor de cabeza.
  • Modificación en la función renal en pacientes con sida.
  • Posible presencia de toxicidad en el hígado.
  • Desarrollo de paranoia.
  • Presencia de erupciones cutáneas en algunas partes del cuerpo.
  • Desarrollo de alucinaciones.
  • Se presentan flatulencias.

Contraindicaciones por el uso del Fluconazol

Este tipo de medicamento no deben tomarlo personas que son hipersensibles a los componentes del fluconazol, ni a ninguno de los que están íntimamente relacionados con los compuestos de tipo azólico. En caso de que la paciente se encuentre embarazada, debe evitarse su uso pata evitar algunas malformaciones en el feto que está en desarrollo.

Debe tenerse en consideración la contraindicación del fluconazol en las pacientes que están dentro del periodo de la lactancia materna ya que suele excretarse dicha sustancia a través de la leche materna y puede ser perjudicial para el niño. Para evitar alguna anomalía cardiaca debe evitarse la combinación del fluconazol con medicamentos como la terfenadina.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Fluconazol?

Es recomendable que las mujeres que se encuentran en ese momento en que se les diagnostica una enfermedad en la que sea necesario tomar el fluconazol, no lo haga, por ello es necesario e importante que si ese es el caso, se le comente al médico tratante de dicha condición.
CONSULTA A TU MÉDICO.