Saltar al contenido

Para qué sirve la Hidroclorotiazida

La Hidroclorotiazida es un medicamento que forma parte de las pastillas conocidas como diuréticas o coloquialmente conocidas como píldoras de agua. Ayuda básicamente a estimular la eliminación de excesos de sales y agua que es retenida en el organismo. Esto se logra a través de los riñones. Sirve también para tratar problemas relacionados con la hipertensión arterial.

Mecanismos de acción de la Hidroclorotiazida

Al ser la hidroclorotiazida un medicamento de tipo diurético, que forma parte de lo que son las tiazidas; normalmente funciona de manera similar a todos los diuréticos, que es la de ser un agente que segrega de manera pertinente la cantidad necesaria de sales, es decir, cloruro de sodio a través de los riñones. Esto es, cuando en una persona llega a acumularse una considerable cantidad de sal en los riñones se receta.

Cuando se inicia el tratamiento de la hidroclorotiazida, se va desarrollando de manera paulatina una reducción en lo que es la presión de las arterias de manera frecuente con la reducción del agua que contiene el propio cuerpo del paciente. Normalmente se espera que pierda agua entre el promedio de 1.5 kg., una vez que se termina el tratamiento.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Hidroclorotiazida?

La Hidroclorotiazida también sirve para:

  • Hipertensión arterial.
  • Edema: retención de líquido.
  • Edema por enfermedades derivadas del corazón.
  • Edema por enfermedades del hígado.
  • Edema por enfermedades del riñón.
  • Edema por consumo de algunos medicamentos.
  • Diabetes insípida.
  • Cálculos renales.
  • Altos niveles de calcio en sangre.

Muestra médica de Hidroclorotiazida

La Hidroclorotiazida se receta en casos de hipertensión arterial.

Es importante tratar en el paciente que lo presente, este tipo de enfermedad y para ello sirve la hidroclorotiazida. Si por alguna razón no se diagnostica y trata esta enfermedad, provoca en el ser humano una serie de daños, particularmente en el cerebro. También se pueden presentar afectaciones en el corazón, los riñones y los vasos sanguíneos de los pacientes.

Algo a lo que se le pone especial interés es que independientemente de que se toman en el tratamiento la hidroclorotiazida, debe acompañarse de una dieta especial que esté baja en sales y grasas. Junto a ello es recomendable tener un peso controlado y, por supuesto que la persona tenga un hábito de hacer ejercicio de manera diaria, al menos unos 30 minutos al día.

¿En qué presentaciones se vende la Hidroclorotiazida?

  • Es en tabletas de 25 ó 50 mg.
  • Es en cápsulas.
  • Solución liquida para tomar vía oral.

¿Cómo se debe tomar la Hidroclorotiazida?

Para tratar la hipertensión arterial.

Normalmente se indica que se tome entre una o dos veces al día, dependiendo del criterio y receta del médico en turno. Se debe tener muy en cuenta que la hidroclorotiazida jamás va a curar la hipertensión arterial, solo llega a controlarla.

Para tratar un edema.

El médico indica que el paciente tome hidroclorotiazida dos veces al día, también suele indicarse si así lo considera prudente el propio médico, en algunos días de las semanas determinadas.

Dosis de la Hidroclorotiazida

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Se receta para que se tome por medio de administración oral. Generalmente la dosis se da dependiendo del asunto a tratar, de la siguiente manera: cuando se trata la hipertensión se indica la ingesta de 12.5 a 25 mg, de hidroclorotiazida; esto una vez al día. En caso de que se desee tratar el edema, la dosis es de 25 a 100 mg, de hidroclorotiazida.

Es recomendable que se tome la hidroclorotiazida junto con la ingesta de los alimentos y de manera particular, que sea en las mañanas. También es importante saber que no se puede extender durante mucho tiempo el consumo de la hidroclorotiazida ya que puede traer otra serie de complicaciones a la salud del paciente.

Efectos secundarios del consumo de la hidroclorotiazida

El paciente que por indicación médica consume hidroclorotiazida, puede presentar algunos efectos secundarios como lo es la diarrea, dolor de cabeza, incluso, pérdida de cabello, pérdida del apetito y cierto grado de micción de manera frecuente. Puede presentarse también urticaria, salpullido, comezón, latido del corazón rápido, sangrado y/o moretones continuos. Dolor e inflamación de las articulaciones.
Contraindicaciones por el uso de la hidroclorotiazida.

Debe de monitorearse el comportamiento de las fluctuaciones de la concentración de los electrolitos. Esto se hace con la finalidad de evitar que en el paciente se forme un coma de tipo hepático. También puede darse el caso de que se presente en el paciente un tipo de hiperglucemia. Debe evitarse en la medida de lo posible el tratamiento en pacientes con diabetes mellitus.

Debe usarse con cierto grado de precaución la hidroclorotiazida en aquellos pacientes que tengan algún tipo de disfunción de tipo renal. El tratamiento se debe evitar, o en su caso, interrumpir, si se presenta algún tipo de nitrógeno ureico en la sangre del paciente previo o posterior análisis en el tratamiento, ya que este resulta contraproducente para la salud.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la hidroclorotiazida?

Es necesario que el paciente indique en tiempo y forma al médico si padece de algún tipo de alergia relacionada con la hidroclorotiazida. Incluso si también es alérgico a la penicilina, sulfonamidas o cualquier otro tipo de medicina y/o antibiótico. Debe indicar si de manera particular está tomando colestiramina o coleztipol. En ese caso; el médico indicará que se tome cada cuatro horas la hidroclorotiazida.

Es necesario que el paciente, en dado caso, le notifique al médico si presenta algún tipo de enfermedad relacionada con los riñones. En este caso, el médico va a prescindir de recetar la hidroclorotiazida, pues resulta contraproducente para su salud. Lo mismo sucederá si el paciente tiene asma, lupus, colesterol alto o algún tipo de enfermedad de función hepática.
CONSULTE A SU MÉDICO.