Saltar al contenido

Para qué sirve la Hidrocortisona

La Hidrocortisona forma parte, desde el punto de vista de su estructura química, del grupo de los corticosteroides; es decir, entre ellas podemos encontrar la cortisona, la prednisona y la propia hidrocortisona. Este tipo de medicamento tiene un alto beneficio para tratar enfermedades como el lupus, el asma y afines. Tratan sobre todo enfermedades de tipo alérgicas.

Existe, sin embargo, una latente situación de alarma, es decir, debe monitorearse de manera paulatina por el médico la dosis de este tipo de medicamento, toda vez que los mencionados anteriormente, tienen la tendencia a provocar severos efectos secundarios que evidentemente ponen en riesgo la salud del paciente que está consumiendo estos medicamentos.

Tanto el médico como el paciente, cuando se está en un adecuado monitoreo del tratamiento de determinada enfermedad en función de la dosis que se le aplique; deberá tener en cuenta que es más el beneficio que se puede obtener, que los efectos secundarios puedan afectar la salud de la persona. La clave es el continuo sometimiento a la vigilancia de los avances que se vayan logrando.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Hidrocortisona?

La Hidrocortisona también sirve para:

  • Cáncer
  • Leucemia
  • Asma
  • Lupus
  • Artritis
  • Hepatitis
  • Inflamación del intestino
  • Hipersensibilidad

Muestra médica de Hidrocortisona

¿En qué presentaciones se vende la Hidrocortisona?

  • Solución parenteral. (polvos y/o soluciones).
  • Solución en gotas para ojos, nariz y oídos.
  • Comprimidos, cápsulas.
  • Cremas, lociones tópicas.
  • Solución rectal.

Dosis de la Hidrocortisona

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

1.- Oral: en este caso, para tal fin se usa los medicamentos de hidrocortisona en presentación de comprimidos y/o cápsulas. Esto lo indica el médico con la finalidad de llevar un tratamiento en el paciente en enfermedades de artritis y/o lupus. También se indica para algunos casos de inflamación provocada por esas enfermedades.
2. Administración tópica: para tal fin, se usan las cremas de la hidrocortisona, con la intención de aliviar enfermedades relacionadas con la piel. En este caso en particular, existe el gran beneficio de no darse ningún efecto secundario. Se centra particularmente en curar cierto tipo de lesiones cutáneas. Independientemente de ello, es necesario no prolongar demasiado su uso.

3.- Inyección: este tipo de administración de la hidrocortisona de manera inyectable, se usa de manera particular cuando se trata algún tipo de reacción alérgica. Por eso se administra bajo el criterio del médico en una situación de urgencia. También suele utilizarse de este modo la hidrocortisona para tratar el tema de una artritis de tipo reumatoide.

Efectos secundarios del consumo de la Hidrocortisona

Algunos de los efectos secundarios se manifiestan en el paciente con la presencia de un incremento gradual y progresivo del apetito. Directamente conlleva un aumento de peso en estos pacientes. Por otro lado, se manifiesta la presencia de algún tipo de debilidad en el sistema muscular. Se presenta una paulatina retención de líquidos provocando hinchazón en las personas.

También suele presentarse en el caso de la mujer, alteraciones en el ciclo menstrual. Por otro lado, puede presentarse en los pacientes algún tipo de hematoma e incluso un efecto retardado de cicatrización. Algo que se debe de cuidar con mucho esmero es evitar que se pueda presentar un cuadro de diabetes provocado por la ingesta frecuente de hidrocortisona.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Hidrocortisona?

Al inicio del artículo se señaló la importancia que tiene el continuo monitoreo del avance del tratamiento que se trate y esté involucrada la aplicación de la hidrocortisona, debido al potencial de daño de la misma en los efectos secundarios. Precisamente en ello reside la latente preocupación. Por ejemplo, si por alguna razón se da un tratamiento en un lapso de tiempo prolongado, afecta el hambre.

También suele darse el caso de que contrario a lo deseado, se retenga cierta cantidad de líquido. Puede presentarse una cara hinchada, si se prolonga demasiado. Esto es así, debido a que la sustancia de la cortisona tiene la característica de no solo retener líquido sino acumular grasa, sobre todo en la zona del cuello y cara. En algunos casos incluso se incrementa grasa en la zona del abdomen.

Otra situación que debe de tenerse en cuenta es que la cortisona, al ser un agente inmunosupresor, estimula en el sistema inmunológico la reducción de las defensas en el paciente. Para tal fin, el médico como medida preventiva receta algún tipo de antibiótico para minimizar el efecto negativo. Independientemente de esa medida es necesario no prolongar demasiado el consumo de la hidrocortisona.

Otro factor que se debe tener muy en cuenta para evitar algún contratiempo en la salud de una persona durante el tratamiento, es el hecho de tener muy en cuenta que en el paciente que consume hidrocortisona, pueden presentársele cuadros de insomnio, toda vez que es un medicamente que genera un estado de energía que excita su sistema nervioso.

En lo que respecta a la piel, en algunas ocasiones suele presentarse en los pacientes que consumen hidrocortisona, una presencia considerable de acné, sobre todo en la zona del rostro. Esto se da de manera particular en los jóvenes. Caso especial se da en los adultos mayores que se da la presencia de una sintomatología de lo que se llama hirsutismo.
CONSULTE A SU MÉDICO.