Saltar al contenido

Para qué sirve el Ketorolaco

El ketorolaco es un medicamento que suele utilizarse como un antinflamatorio, e incluso en otros casos como un medicamento analgésico o antipirético. Es común que en la mayoría de los casos se aplique por la vía intravenosa para aumentar su efectividad curativa. Se emplea entonces para que el paciente alivie algunos tipos de dolores que resultan ser desde moderados hasta muy intensos, según su aura del dolor.

Propiedades del Ketorolaco

Este medicamento tiene la particularidad de ser un antinflamatorio del grupo de los no esteroides. Tiene dentro de sus propiedades principales el de ser un analgésico, antipirético y antinflamatorio. Desarrolla una capacidad inhibitoria en el proceso de síntesis de los llamados prostaglandinas y mostrando un efecto analgésico periférico. Suele excretarse por la vía urinaria y por las heces.

Mecanismos de acción del Ketorolaco

Tiene la facultad, una vez que se ingiere el ketorolaco, de actuar en los procesos de inhibición de los niveles de producción de sustancias que llegan a provocar en el paciente algún tipo de inflamación y/o dolor en alguna zona del cuerpo. Suele metabolizarse por medio del hígado y se excreta por la vía renal una vez que cumple su función medicinal.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Ketorolaco?

El Ketorolaco sirve para:

  • Tratamiento de diferentes tipos de dolores como postoperatorios.

¿En qué presentaciones se vende el Ketorolaco?

  • Aitornet con 10 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Aitornet con 20 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Aitornet con 50 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Aitornet con 10 tabletas de 20 mg., cada una.
  • Aitornet con 20 tabletas de 20 mg., cada una.
  • Aitornet con 50 tabletas de 20 mg., cada una.
  • Apotoke con 10 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Brunacol con 10 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Celfax con 10 tabletas de 10 mg., cada una.
  • Celfax con 20 tabletas de 10 mg., cada una.

Dosis del Ketorolaco

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

La dosis de ingesta del ketorolaco está íntimamente relacionada con el tipo y nivel de dolor que refiera el paciente, así como la zona en la que se presenta dicho dolor. Normalmente va de una dosis cada seis horas de 10 mg. se recomienda ampliamente que el paciente no recurra a la automedicación, es mejor consultar de manera oportuna al médico y este le recete la dosis adecuada para un eficaz tratamiento.

Pastillas para el dolor de espalda

Efectos secundarios del consumo del Ketorolaco

  • Sensación de mareo.
  • Dolor en el estómago.
  • Episodios de vómito.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en la zona de la espalda.
  • Dolor en la zona abdominal.
  • Perdida repentina del apetito.
  • Presencia de ampollas con sangre en el cuerpo.
  • Presencia de moretones sin razón aparente.
  • Sensación de somnolencia.
  • Casos de estreñimiento.
  • Presencia de sudoración en exceso.
  • Presencia de llagas en la zona de la cavidad oral.

Contraindicaciones por el uso del Ketorolaco

El uso del ketorolaco está contraindicado para pacientes que según lo refleja el historial clínico, hayan padecido o padezcan de algún tipo de úlcera. Lo mismo si se encuentra en el historial que el paciente padeció o padece de algún tipo de hemorragia de tipo digestivo. Mismo criterio aplica en aquellos pacientes con algún tipo de insuficiencia renal.

El medico sabe que durante el parto no debe usarse el ketorolaco, normalmente se usa en el quirófano y en la sala de recuperación para fines postoperatorios, mas no en estos casos en particular. También es bueno saber que este medicamento está contraindicado para pacientes que presentan alergia tanto al componente activo del ketorolaco como al ácido acetilsalicílico.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Ketorolaco?

Cuando según lo amerite el caso y el médico señale un tratamiento con el ketorolaco, es importante que el paciente al momento de la consulta, le indique al médico tratante si está tomando algún otro tipo de medicamento e incluso si está ingiriendo algún tratamiento vitamínico.

Misma forma de actuar debe aplicarse en el caso de que como paciente haya tenido o padezca en la actualidad, algún caso de hinchazón en la zona de las articulaciones e incluso en las extremidades.

Si de acuerdo a su edad, el paciente se encuentra en el rango de los 65 años en adelante, es oportuno que el médico lo sepa pues las condiciones fisiológicas son especiales. Es posible que se cambie el tratamiento para no usar el ketorolaco por otros que cumplan la misma función en determinado tratamiento.

Una vez que se ha instituido un tratamiento, el paciente tiene la responsabilidad de llevar a cabo las indicaciones que el médico ha señalado, con responsabilidad. Al mismo tiempo, no debe de modificar su rutina diaria en ejercicios y alimentación. Si por alguna causa olvida tomar la dosis a determinada hora, no debe de duplicarse la dosis en la siguiente hora de la toma.
CONSULTA A TU MÉDICO.