Saltar al contenido

Para qué sirve la Levofloxacina

La Levofloxacina es un medicamento que pertenece a lo que es el grupo de los fluorquinolonas, el cual resulta ser un medicamento antibacteriano. Esto significa que en el ejercicio de la medicina se aplica para tratamientos relacionados con enfermedades provocadas por infecciones a causa de las bacterias. Hay que señalar que este es un medicamento que debe tomarse con mucho cuidado.

Esto quiere decir, que el paciente debe estar al pendiente en todo lo relacionado con el consumo de dicho medicamento. Lo primero que debe tener en cuenta es que al iniciar el tratamiento con levofloxacina, existe la posibilidad de que aumente el riesgo de que se pueda desarrollar un caso de tendinitis, esto es, se presenta un cuadro de inflamación en lo que es el tejido fibroso en donde se unen los huesos con el músculo.

Esta situación, hace que se pueda agravar la movilidad en los tendones que se encuentran en los tobillos, hombros y demás. Así que independientemente del tratamiento que esté llevando, durante este proceso, lega a presentar algún síntoma de tendinitis, lo que habría que hacer es notificarle inmediatamente al médico y el suspenderá el tratamiento al saber las causas de ese nuevo síntoma.

Existen otras complicaciones que pueden surgir debido a la ingesta de la levofloxacina, en ese sentido vamos a detallar más el tema en la parte de efectos secundarios de manera detallada para que la persona interesada sepa al respecto. No está demás tener en consideración que cuando note alguno de esos efectos, inmediatamente deberá notificarlo al médico.

Propiedades de la Levofloxacina

Se le conoce la propiedad a la levofloxacina de ser un antibiótico, el cual forma parte de la familia conocida como quinolonas. Una vez ingerido por el paciente, la levofloxacina, suele absorber sus propiedades a través de la vía gastrointestinal. Cuando esto pasa, suele unirse a la proteína de tipo plasmático, estimulando el metabolismo del propio medicamento y el DNA.

Mecanismos de acción de la Levofloxacina

Su mecanismo de acción se centra en propiciar la unión de lo que es la propia droga de la levofloxacina con la girasa que forma parte del ácido desoxirribonucleico.

¿Para qué enfermedades sirve tomar la Levofloxacina?

La levofloxacina sirve para:

  • Tratamiento del tracto respiratorio.
  • Tratamiento de la sinusitis.
  • Tratamiento para la exacerbación aguda de la bronquitis.
  • Tratamiento para la neumonía.
  • Tratamiento de algunas infecciones en la piel.
  • Tratamiento de algunas infecciones del tracto urinario.
  • Tratamiento de la osteomielitis.
  • Tratamiento de la artritis séptica.

Medicamento para la sinusitis

¿En qué presentaciones se vende la Levofloxacina?

  • LEVOFLOXACINO LANDSTEINER de 500 mg, con 7 tabletas.
  • LEVOFLOXACINO LANDSTEINER de 750 mg, con 7 tabletas.
  • BREDELIN de 500 mg, con 7 tabletas.
  • BREDELIN de 750 mg, con 7 tabletas.
  • BREDELIN 5 de mg/ml, frasco con ámpula para 100 ml solución IV.
  • PROSXAFLO de 500 mg, con 5 y 7 tabletas.
  • PROSXAFLO de 750 mg, con 5 y 7 tabletas.

Dosis de la Levofloxacina

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Una vez que se ha consultado y se define el diagnostico por parte del médico en turno, si es necesario se receta la ingesta de la levofloxacina, de la siguiente manera: en el caso de los adultos, normalmente se receta por la vía oral, la ingesta de 500 mg., al día en una toma durante al menos catorce días. En caso de que se decida aplicar el tratamiento vía intravenosa, serán 5 mg. /ml., por día.

Si se decide recetar comprimidos de levofloxacina, entonces la dosis sería de 250 a 500 mg., cada 24 horas en promedio. Dependerá del síntoma a tratar y las condiciones de salud del propio paciente. Para ello es necesario conocer lo mejor posible el cuadro clínico el propio paciente. Mientras tanto, este último deberá  seguir al pie de la letra las instrucciones dejadas por el médico.

Efectos secundarios del consumo de la Levofloxacina

Algunos de los efectos secundarios que puede llegar a provocar la levofloxacina, están relacionados con la presencia de diarrea, episodio recurrente de náuseas, dolor en la zona abdominal, presencia de insomnio, una visión borrosa, manifestación de alucinaciones, casos de paranoia, estado depresivo, trastorno en el sueño, convulsiones, estado de hipoglucemia, entre otros.

Por ejemplo, se puede dar el caso de que al ingerir la levofloxacina, el paciente presente cambios evidentes en el tema de la sensación de los nervios, también puede complicarse la situación y dañar dichos nervios. Por eso es que si tiene conciencia de que como paciente ha padecido neuropatía, debe hacérselo saber inmediatamente al médico para evitar el daño.

También puede darse como efecto secundario, una afectación a la parte del cerebro, e incluso en el sistema nervioso. Al respecto, hay que estar muy alertas pues se puede dar este efecto desde la primera ingesta de la levofloxacina. En este sentido, si por alguna causa ha padecido al momento de iniciar el tratamiento, de convulsiones, debe notificarlo inmediatamente al médico.

Otra posibilidad de un efecto secundario es el de desencadenar en el sistema muscular, una sensación de debilidad. Esto, además de generar los problemas relacionados con eso, puede provocar también situaciones de dificultad respiratoria. Incluso puede darse el caso de que la persona pueda fallecer. Por eso la importancia de notificarle al médico de este efecto secundario inmediatamente.

Contraindicaciones por el uso de la Levofloxacina

Este medicamento está contraindicado en caso de que el paciente manifiesta un estado de hipersensibilidad a la propia levofloxacina. No debe combinarse este medicamento con los complementos alimenticios. Tampoco debe hacerse con los medicamentos de tipo antinflamatorio, ya que puede ocasionar casos de convulsión y/o estimulación de lo que es el funcionamiento del sistema nervioso.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Levofloxacina?

Al consumir por prescripción médica la levofloxacina, debe tenerse en consideración las precauciones siguientes: es posible que se desencadenen reacciones de hipersensibilidad, posible evento de colapso cardiovascular, presencia de hipotensión, sensación de hormigueo, obstrucción intensa o moderada en la respiración y pérdida del conocimiento.
CONSULTA A TU MÉDICO.