Saltar al contenido

Para qué sirve el Metamizol Sódico

El Metamizol Sódico es un medicamento sirve para funcionar como un antipirético e incluso como un analgésico. Generalmente las personas suelen conocerlo médicamente como dipirona. Como tal, ayuda a las personas que lo requieran y bajo prescripción médica, a tratar dolores.

Esos síntomas de los dolores son aquellos que tengan incidencia directa debido a efectos postoperatorios y post traumáticos particularmente. Esto bajo la función analgésica. El metamizol sódico como función antipirética, suele aplicarse en personas que padecen algún tipo de fiebre.

Propiedades del Metamizol Sódico

El metamizol sódico, conocido también como dipirona, resulta ser un componente derivado del sulfonato de sodio. El promedio de vida de efectividad de sus componentes es de aproximadamente siete horas, dentro del cuerpo del paciente una vez que lo ha ingerido. Suele expulsarse el residuo del metamizol sódico por medio de la vía urinaria.

Mecanismos de acción del Metamizol Sódico

Funciona el metamizol sódico como un medicamento de carácter analgésico y también antipirético. Pertenecen químicamente al grupo de las pirazolonas. Este medicamento presenta algunas propiedades de tipo antiinflamatorio y además funge como antiespasmolítico. Ayuda entre otras cosas, a que el musculo liso de la parte gastrointestinal, se reduzca a las condiciones necesarias.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Metamizol Sódico?

El Metamizol Sódico sirve para:

1. Problemas de cefalea.
2. Dolor provocado por el estado postoperatorio.
3. Episodios espasmódicos en el aparato gastrointestinal.
4. Afecciones de tipo reumáticos.

medicamento para la reumas

¿En qué presentaciones se vende el Metamizol Sódico?

– Comprimidos.
– Cápsulas.
– Sobres.
– Ampollas.
– Supositorios.

Dosis del Metamizol Sódico

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Generalmente el médico en turno indica la dosis de afecciones reumáticas por la vía oral la cantidad de 300 mg., hasta 600 mg., al día. Dependerá del criterio y cuadro diagnóstico del paciente si se decide aumentar de manera gradual la cantidad de metamizol sódico por día y durante determinado periodo. Se recomienda que este no exceda los siete días naturales.

Efectos secundarios del consumo del Metamizol Sódico

Suelen darse casos de hipersensibilidad a algún componente que se encuentre en el metamizol sódico. Pueden presentarse también algunos cuadros de hematomas, casos de fiebre recurrente, brotes de ulceraciones en la zona bucal y presencia de angina. En todos estos casos, inmediatamente deberá suspenderse el tratamiento y notificarle al médico en turno de la situación.

Contraindicaciones por el uso del Metamizol Sódico

Una vez que el médico en turno y bajo su propio criterio, decide recetar el metamizol sódico al paciente, este último, deberá notificarle al propio doctor, si en los últimos meses ha padecido algún tipo de infección mayor. Lo mismo deberá hacer el paciente si padece en el momento de la consulta algún tipo de complicación derivada del asma.
También si se padece algún tipo de rinitis, efectos de la urticaria e incluso si está presentando cuadros de disminución de las glucosas en el organismo. En caso particular de que se tenga algún padecimiento relacionado con la presión, es relevante que el médico esté enterado de esa situación. Es elemental saber que este medicamento está prohibido para consumirlo en el proceso del embarazo o lactancia.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Metamizol Sódico?

Como en la mayoría de los medicamentos, después de la ingesta suelen presentarse algunos efectos. Lo importante es estar al pendiente de ello. Comúnmente es posible la presencia de algunas reacciones alérgicas que no se tenían en consideración. Pueden presentarse cuadros de hipersensibilidad a los componentes del metamizol sódico.
Es crucial que si se manifiesta algún tipo de reacción al medicamento, se notifique al médico en turno ya que pueden darse casos de hinchazón en el cuerpo, sudoración excesiva, urticaria, comezón, erupciones leves e inclusos crisis de asma considerables. En caso de presentar alguno de estos efectos, debe inmediatamente tomar las medidas necesarias.
CONSULTA A TU MÉDICO.