Saltar al contenido

Para qué sirve el Metoprolol

El Metoprolol se centra en actuar como un fármaco de naturaleza antihipertensivo y/o como un bloqueante de nivel cardioselectivo. Actúa sobre el funcionamiento del corazón.

Propiedades del Metoprolol

Dada la naturaleza del fármaco, este tiende a desarrollar sus efectos en lo que son los receptores de tipo B1, en lo que es la región cardíaca. También actúan sobre los receptores de tipo B2 en lo que es la región de los vasos periféricos y los bronquios. Tiene la capacidad de disminuir o inhibir los efectos que llegan a darse de naturaleza estimulante en lo que es la catecolamina que se ubica en el corazón, de tal suerte que se manifiesta una reducción gradual en lo que es la frecuencia cardíaca, ayudando así a reducir las posibilidades de que se presente un infarto al miocardio.

Otra propiedad que tiene el metoprolol es que ayuda a aumentar los niveles de resistencia de lo que son los vasos periféricos. Esto trae como resultado benéfico para la persona que lo ingiere, que se regulariza la frecuencia cardíaca en lo que es la taquicardia.

En lo que concierne al comportamiento de naturaleza antiarrítmica, tenemos que esta se basa en realizar un proceso de inhibición de lo que es el automatismo de lo que son las células que fungen como marcapasos. Suele absorberse el metoprolol de manera inmediata, una vez que el paciente lo ingiere por la vía oral y se excreta por medio de la orina.

Mecanismos de acción del Metoprolol

Funciona como un agente cardioselectivo que actúa directamente sobre el corazón.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Metoprolol?

El Metoprolol sirve para:

  • Tratamiento de casos de hipertensión arterial.
  • Tratamiento de arritmias cardíacas.
  • Tratamiento para el infarto al miocardio de manera preventiva.
  • Tratamiento de angina de pecho.
  • Tratamiento de insuficiencia cardíaca de nivel crónico.
  • Tratamiento preventivo contra ataques de la migraña.

Medicina preventivo de infartos

¿En qué presentaciones se vende el Metoprolol?

  • Bioprol con 20 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Eurolol con 20 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Futaline con 20 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor con 20 grageas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor r con 10 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor r con 15 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor r con 20 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor r con 30 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Lopresor r con 10 tabletas de 200 mg., cada una.
  • Lopresor r con 15 tabletas de 200 mg., cada una.

Dosis del Metoprolol

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Al tratar el médico casos delicados de salud que conciernen al funcionamiento del corazón, se recomienda que el tratamiento y la cantidad de ingesta del metoprolol se haga de manera particular. Normalmente se establece una media de ingesta de 100 mg., a 200 mg., por día.

De manera particular, los médicos realizan las siguientes prescripciones: si van a tratar un tema de hipertensión, entonces recomiendan la ingesta de 100 mg., al día, con la posibilidad de que con el paso del tiempo se requiera aumentar gradualmente la dosis. En el caso de un tratamiento por angina de pecho, usualmente se recomienda una dosificación que va de 50 mg., a 100 mg., para ser tomados en tres ocasiones al día.

Efectos secundarios del consumo del Metoprolol

  • Sensación de agotamiento.
  • Desarrollo de vértigo.
  • Dolor de cabeza.
  • Se presentan casos de calambres.
  • Se han presentado casos de bradicardia.
  • Se han presentado trastornos ortostáticos.
  • Casos de insuficiencia cardíaca.
  • Casos de arritmia.
  • Sensación de dolor en la zona abdominal.

Contraindicaciones por el uso del Metoprolol

Este es un fármaco que se encuentra contraindicado en aquellos pacientes que son hipersensibles al principio activo del metoprolol. También en aquellos pacientes en el que la insuficiencia cardíaca haya resultado descompensada. Y en el caso de los pacientes con una enfermedad de naturaleza coronaria, el médico deberá evaluar el riesgo-beneficio de implementar o no un tratamiento con metoprolol.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Metoprolol?

En el caso particular de que un paciente esté recibiendo un tratamiento debido al padecimiento de bradicardia y este se complique, lo que deberá hacer inmediatamente el médico una vez que se entera por medio del paciente de dicha complicación, reducir la dosis.

En el caso de los pacientes con cirrosis hepática que requieran de realizar un tratamiento con el metoprolol, es necesario que se haga con cautela, por parte del médico, es decir, deberá estar monitoreando periódicamente el comportamiento del síntoma.

Ni el paciente ni el médico pueden suspender de forma abrupta el tratamiento con el metoprolol, en el caso de que el médico decida terminar con el tratamiento, deberá hacerlo de manera gradual durante un periodo de diez días.
CONSULTA A TU MÉDICO.