Saltar al contenido

Para qué sirve el Naproxeno Sódico

El Naproxeno Sódico se le conoce a este medicamento como parte de aquellos que son no esteroideo, y que entre sus propiedades resulta ser en su beneficio inmediato, analgésico. También suele fungir como un medicamento antirreumático y antinflamatorio. Esto quiere decir, que es un medicamento que se emplea normalmente para tratar de aliviar diversas dolencias en el cuerpo.

Entre ellas está el de aliviar toda serie de inflamaciones, hinchazón en algunas zonas del cuerpo como las extremidades, los efectos dolorosos que provoca la propia osteoartritis de tipo reumatoide especialmente. Ayuda para tratar la tendinitis y la artritis gotosa. Ayuda a calmar los dolores menstruales, episodios de dolor provocado por la espondilitis y los esguinces.

De manera particular, ayuda a aliviar los dolores de tipo postoperatorio. Suele utilizarse el naproxeno sódico para tratar algún tipo de fiebre y de manera muy común, los dolores de cabeza, sea de cualquier origen. Se emplea también cuando se desea aliviar algún tipo de dolor muscular e incluso, el dolor de muelas. Todo esto gracias a que el naproxeno sódico llega a producir un inhibidor del dolor.

Algo que debemos tener muy en cuenta si se va a manejar este tipo de medicamento, es el tema de la disponibilidad que existe para hacerse del mismo. Lo primero que debemos tener en cuenta que el naproxeno sódico en diversas presentaciones comerciales, puede adquirirse sin receta médica. Lo ideal no es recomendable auto medicarse de manera frecuente. Tal vez se ocupe de otro medicamento.

Propiedades del Naproxeno Sódico

Este medicamento tiene propiedades de tipo antinflamatorio, antipirético y analgésico.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Naproxeno Sódico?

El Naproxeno Sódico sirve para:

  • Tratamiento de pacientes con algunos procesos inflamatorios.
  • Tratamiento para el dolor de las articulaciones.
  • Tratamiento para el dolor muscular.
  • Tratamiento para el dolor por lesiones de tendones y otros ligamentos.
  • Tratamiento para la artritis reumatoide.
  • Tratamiento para la espondilitis.
  • Tratamiento para la artrosis.
  • Tratamiento para los dolores de tipo menstrual.

Medicamento para el dolor muscular

¿En qué presentaciones se vende el Naproxeno Sódico?

– DAFLOXEN, con 20 cápsulas de 100 mg., cada una.
– FLANAX, con 20 cápsulas de 100 mg., cada una.
– ANALGEN, con 20 tabletas de 220 mg., cada una.
– ANALGEN ARTRITIS, con 60 tabletas de 220 mg., cada una.
– ANALGEN COLICO MENSTRUAL, con 10 tabletas de 220 mg., cada una.

Dosis del Naproxeno Sódico

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Una de las variables que suelen tomarse en cuenta, por el médico que llega a recetarla o por el paciente que bajo su responsabilidad llega a auto medicarse, está relacionada con el nivel de dolor que presente, sea del tipo que sea. También es importante tomar en consideración otros aspectos como el nivel del daño que provoca el dolor, así como las condiciones fisiológicas.

Lo ideal sería que el médico, bajo previo estudio y diagnóstico, le dé una receta al paciente con las condiciones en que deberá tomarse el naproxeno sódico, tratando en principio, que no se dé un evento de sobredosis. Las dosis que recete el médico van a depender de la dolencia que se trate. A continuación se muestran algunas dolencias y el tratamiento a implementar.

En el caso particular de las dolencias provocadas por padecimientos de artritis reumatoide, osteoartritis y espondilitis; generalmente el médico suele recetar la dosis de aproximadamente 250 mg., a 500 mg., por día. Ahora bien, suele darse el caso de que el medicamento viene en presentaciones de 750 mg., o 1000 mg.; en este caso, el médico indica una sola toma por día.

En el caso de que el paciente padezca de alguna dolencia de tipo muscular, o incluso tenga algún tipo de dolencia debido a una lesión, el médico receta la ingesta de naproxeno sódico de 250 mg., por tres ocasiones durante el día. Si lo que se desea tratar es aliviar el dolor de tipo menstrual, se receta la dosis de 500 mg., cada seis u ocho horas, reduciendo paulatinamente la dosis a 250 mg.

Si se trata de aliviar el dolor que provoca la artritis reumatoide, en el caso del paciente infante, el médico va a recetar la dosis de dicho paciente, tomando en consideración el peso del mismo. La cantidad que resulte será suministrada cada doce horas. Si se va a tratar el tema de los problemas cardiovasculares, entonces, las dosis deberán ser pequeñas y disminuir de manera gradual.

Efectos secundarios del consumo del Naproxeno Sódico

Algunos pacientes suelen presentar cuadros de vómitos, episodios frecuentes de diarrea, zumbido en los oídos, dolor recurrente de cabeza, hormigueo en los brazos y piernas, sed en exceso, hemorragia de tipo vaginal, aceleración del ritmo cardíaco, estreñimiento, afectación en el campo de visión, enrojecimiento en la piel, cuadros de escalofríos, entre otros.

Contraindicaciones por el uso del Naproxeno Sódico

Se recomienda no recetarse este tipo de medicamento por parte del médico, a aquellas personas que padecen hipersensibilidad a los componentes del naproxeno sódico, a aquellas personas que padecen cierto nivel de insuficiencia cardiaca, sangrado estomacal y/o úlcera. También si el paciente presenta cuadros de coagulación, niveles reducidos en la función renal y alto nivel de potasio.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Naproxeno Sódico?

Al ser un medicamento que puede obtenerse sin receta médica, es muy común que en todos los hogares exista el naproxeno sódico, los adultos deberán cuidar que dicho medicamento esté fuera del alcance de los menores de edad. También es importante que esté guardado en lugares que no estén expuestos a la humedad y deben estar en temperaturas ambientes considerables.

En relación a la ingesta del naproxeno sódico, es altamente recomendable que este se haga a la misma hora todos los días. No deberá pasar más de diez días seguidos el consumo de dicho medicamento. Tampoco deberá combinarse con bebidas alcohólicas, y menos deberá manejarse algún tipo de vehículo considerado de carga pesada. Bajo ninguna razón deberá administrarse a niños menores de dos años.

En caso de que por alguna razón, no se haya tomado en la hora indicada una dosis del medicamento, no deberá duplicarse la dosis en la siguiente toma. Hay que tener en consideración que en caso de algún tipo de sobredosis, puede presentar cuadros de mareos, dolor de tipo abdominal, trastornos de tipo renal y del hígado, somnolencia, acidez en la sangre y, sobre todo, desorientación.

Es importante, en caso de ser necesario, que el paciente notifique al médico en turno si en el momento de la consulta, está tomando otro tipo de tratamiento, suplemento alimenticio o complemento vitamínico. Eso le permitirá al médico evaluar y en su caso, replantear el tratamiento recetado. De la misma forma, es importante mencionarle al médico si se es alérgico a la sustancia activa del naproxeno sódico.
CONSULTA A TU MÉDICO.