Saltar al contenido

Para qué sirve el Tramadol

Este fármaco tiene como beneficio central, el de actuar como un analgésico para el paciente que lo ingiere. Este beneficio de alivio se logra gracias a que los componentes del tramadol actúan directamente sobre las células de tipo nervioso que se encuentran ubicadas en la médula espinal y en la parte del cerebro. El efecto que logra desencadenarse en esas zonas una vez que se toma el medicamento se da como un analgésico que tiene la funcionalidad de inhibir los niveles de recaptación de las sustancias llamadas serotonina y noreprnefrina.

Propiedades del Tramadol

Dadas las propiedades del tramadol, cuando se ingiere por el paciente por la vía oral, este llega a absorberse en casi su totalidad por el paciente, es decir, en un 90 %, e inmediatamente cumple con la característica central de la propiedad de este fármaco y es poder unirse eficazmente en lo que son las proteínas de tipo plasmático.

Mecanismos de acción del Tramadol

Su mecanismo de acción se centra particularmente en modificar el comportamiento del cerebro y sistema nervioso central en la forma en como generalmente responden a los estímulos del dolor. Es verdad que existen otros medicamentos que de manera específica alivian determinados dolores. En este caso, el tramadol se usa en aquellos pacientes que presentan de manera frecuente casos de dolor.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Tramadol?

El Tramadol sirve para:

  • Tratamiento de dolores moderados.
  • Tratamiento de dolores intensos.

¿En qué presentaciones se vende el Tramadol?

Es importante señalar que el tramadol viene en varias presentaciones y nombres comerciales. Existe la presentación en formato de cápsulas, las cuales tienen dentro de sus ingredientes, como principio activo el clohidrato de tramadol; junto con otros ingredientes como la celulosa de tipo microcristalina, junto con lo que se llama glicolato de almidón de naturaleza sódica. Tiene además estearato de magnesio y sílice coloidal.
En el caso de los comprimidos de liberación prolongada, estos contienen además del clohidrato de tramadol; células microcristalinas, la hipromelosa, el estearato de magnesio, un poco de sílice coloidal anhidra, junto con algo de lactosa monohidratada, con talco y dióxido de titanio.

Por su parte, en lo que se refiere a la solución en gotas del tramadol, estos contienen clohidrato de tramadol, acompañados de glicerina propilenglicol, junto con algo de sacarosa, sacarina de tipo sódico, junto con sorbato potásico, aceite de menta, sabor de anís y finalmente, agua purificada.

Hablando de los supositorios, tenemos que estos cuentan con el clorhidrato de tramadol, junto con otros ingredientes como lo son los glicéridos de nivel semisintético sólido. Si hablamos de una solución inyectable, entonces tenemos que cuenta con clohidrato de tramadol, acompañado de acetato sódico y agua inyectable.

En lo referente a los comprimidos de naturaleza dispersable, contiene además del tramadol hidrocloruro, otros ingredientes como la copovidona, el dióxido de sílice, el manitol, un poco de aroma de menta y el estearato de magnesio. Mientras que en las cápsulas de liberación prolongada, se cuenta con tramadol hidrocloruro junto con copolímero de acrilato de etilo y metacrilato de metilo. Tiene además algo de gelatina y almidón de maíz, benzoato sódico, junto con talco y dióxido de titanio.

  • Tradol con 10 cápsulas de 50 mg., cada una.
  • Tradol retard con 10 tabletas de 50 mg., cada una.
  • Tradol retard con 20 tabletas de 50 mg., cada una.
  • Tradol retard con 30 tabletas de 50 mg., cada una.
  • Tradol retard con 60 tabletas de 50 mg., cada una.
  • Tradol retard con 10 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Tradol retard con 20 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Tradol retard con 30 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Tradol retard con 60 tabletas de 100 mg., cada una.
  • Trexol con 10 cápsulas de 50 mg., cada una.

Analgésico en su presentación para su venta

Dosis del Tramadol

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.
Regularmente el tramadol se suele indicar para la toma en un intervalo que va entre cuatro a seis horas, siempre y cuando sea en presentación de tabletas o cápsulas de desintegración oral; mientras que en el formato de cápsulas de acción prolongada, solo deberán tomarse, y así seguramente lo prescribirá el médico, en una sola toma al día. En todos los casos, se recomienda que las tomas del tramadol sean a la misma hora.

Algo que suelen hacer los médicos cuando se inicia un tratamiento, es que empiezan con una dosificación pequeña y de manera gradual y progresiva, van aumentando la dosis del fármaco. Por ese motivo, es de vital importancia que el paciente ponga especial atención y en caso de alguna duda, inmediatamente lo aclare con el médico.

No está demás advertir que el paciente no debe, bajo ninguna razón, aumentar o disminuir la dosis de la tramadol. Es necesario señalar que es su responsabilidad como persona adulta, hacerse responsable de llevar de manera correcta el tratamiento prescrito. En caso de no obedecer esa advertencia, se corre un alto riesgo de padecer efectos secundarios de gravedad e incluso puede llegar a fallecer el paciente.
Tampoco se debe suspender de manera abrupta el tratamiento por sí solo el paciente. De hecho, como práctica médica, el doctor suspende dicho tratamiento, reduciendo de manera gradual la dosis hasta llegar a nada.

Efectos secundarios del consumo del Tramadol

  • Padece de dolores de cabeza.
  • Sensación de mareo.
  • Casos de diarrea.
  • Presencia de boca seca.
  • Personas presentan una dificultad para tragar.
  • Personas presentan una dificultad para respirar.
  • Presencia de sudoración en exceso.
  • Estreñimiento en algunos casos.
  • Sensación de náuseas.
  • Episodios de vómito.
  • Casos de somnolencia.
  • Si no llega a coordinar de manera adecuada el paciente.
  • Nota el paciente efectos de temblor en el cuerpo de manera involuntaria.
  • Se desarrollan cuadros de nerviosismo.
  • Se acelera de manera gradual el ritmo cardíaco.
  • Paciente presenta un estado de insomnio.
  • Presencia de convulsiones.
  • Casos de alucinación.
  • Si se dan casos de pérdida del conocimiento.
  • Presencia de hinchazón gradual en las extremidades.
  • Presencia de hinchazón gradual en el rostro.
  • Presencia de hinchazón gradual en los ojos.
  • Presencia de hinchazón gradual en la lengua.
  • Presencia de hinchazón gradual en la boca.

Contraindicaciones por el uso del Tramadol

El tramadol se encuentra contraindicado por varios casos, por ejemplo, cuando un paciente padece de alguna enfermedad relacionada con los pulmones. O en pacientes con asma y que presentan una dificultad para poder respirar de manera adecuada.
Además, está contraindicado en aquellos casos en los que el paciente ha padecido o padece de convulsiones o de una lesión o daño en la cabeza que haya afectado el funcionamiento del propio cerebro. Lo mismo si el paciente ha padecido o padece de algún cuadro depresivo, acompañado de pensamientos de carácter suicida e incluso en aquellos pacientes que padecen de alcoholismo.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Tramadol?

Es importante saber que cuando se empieza a tomar el tramadol, puede llegar a ser adictivo. Es por eso que el paciente debe estar consciente de ello y apegarse exactamente a las indicaciones prescritas en la receta médica. Si siente que está perdiendo el control respecto a la administración del medicamento, se recomienda que le pida ayuda a un familiar cercano para que él le administre el fármaco. De esa manera se podrán evitar comportamiento de farmacodependencia.

Ahora bien, una de las medidas preventivas básicas es el de que el paciente llegue a informar al médico al ver que se le ha recetado la toma del tramadol, que precisamente es alérgico al mismo. O en su caso, informar que en ese momento en que se encuentra consultando, está tomando determinados medicamentos para que se valore por parte del especialista en la salud, si es factible prescribir la ingesta del tramadol sin presentarse con la combinación de los medicamentos, una reacción que ponga en riesgo la salud del propio paciente.

Como una acción más de tipo preventivo, es importante que una paciente le informe al médico, si es el caso, de que en ese momento se encuentra embarazada o en periodo de lactancia materna; con esa información, el propio especialista valorará el riesgo-beneficio de recetar la toma del tramadol a esa paciente.

En lo que respecta a las precauciones particulares que se tiene que tener con respecto al tramadol, dependiendo de su presentación, tenemos que en el caso de los comprimidos de liberación prolongada, es necesario saber que este cuenta con un ingrediente llamado lactosa; hay pacientes que presentan una intolerancia a la lactosa, por lo que se recomienda que además de informarle al médico, se valore el riesgo-beneficio de tomar el tramadol.

Ahora bien, en el caso de las cápsulas de liberación prolongada, es bueno saber que este medicamento contiene lo que se llama parahidroxibenzoato de metilo, el cual es un componente que puede hacer que el paciente desarrolle algunas reacciones alérgicas.
CONSULTA A TU MÉDICO.