Saltar al contenido

Para qué sirve el Trimetoprima sulfametoxazol

El Trimetoprima sulfametoxazol es un medicamento que lo primero que se debe señalar es que tanto la trimetoprima como el sulfametoxazol, son medicamentos que tienen propiedades antibióticas. De manera conjunta se le suele conocer médicamente como cotrixazol. Ahora bien, de manera más precisa se debe saber que la trimetoprima por sí sola, es un medicamento con características antibióticas de tipo bacteriostático. Por su parte el sulfametoxazol, es un tipo de sulfamida que tiene una actividad contra las infecciones de tipo medio.

El hecho de que existan presentaciones médicas en las que se encuentran ambos componentes es porque permite que ambos actúen sobre el proceso de síntesis del llamado tetrahidrofolato que ayuda a la inhibición de aquellas bacterias que han sido afectadas al grado de que puedan morir.

Propiedades del Trimetoprima sulfametoxazol

Sus principios activos tienen la propiedad de funcionar como un antibacteriano que ayuda a desarrollar un bloqueo de tipo metabólico dentro de las enzimas de los organismos que inducen a la muerte de las propias bacterias. Como tal, manifiesta un espectro amplio en lo que respecta a los gérmenes de tipo gram-positivo y el gram-negativo.

Mecanismos de acción del Trimetoprima sulfametoxazol

Actúa como un agente bactericida que inhibe las enzimas que suelen participar en el proceso de síntesis del ácido fólico de tipo bacteriano.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Trimetoprima sulfametoxazol?

El Trimetoprima sulfametoxazol sirve para:

  • Tratamiento de casos de otitis.
  • Tratamiento de casos de diarrea.
  • Tratamiento de la neumonía.
  • Tratamiento de las infecciones en los pulmones.
  • Tratamiento de enfermedades como la bronquitis.
  • Tratamiento de infecciones en los oídos.
  • Tratamiento en pacientes de casos de infecciones en el tracto urinario.

¿En qué presentaciones se vende el Trimetoprima sulfametoxazol?

  • Anittrim con 10 tabletas de 800/160 mg., cada una.
  • Apo-trinelax forte con 14 tabletas de 800/160mg., cada una.
  • Apotrinelax con 20 tabletas de 400/80 mg., cada una.
  • Bactelan con 20 tabletas de 400/80 mg., cada una.
  • Bactelan con 14 tabletas de 800/160 mg., cada una.
  • Bactiver con 20 tabletas de 400/80 mg., cada una.
  • Bactiver con 30 tabletas con 400/80 mg., cada una.
  • Bactrim con 30 tabletas de 400/80 mg., cada una.
  • Bactoprim con 10 tabletas de 400/80 mg., cada una.
  • Bactoprim con 20 tabletas de 400/80 mg., cada una.

Dosis del Trimetoprima sulfametoxazol

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.
Es frecuente que se dé una prescripción médica dependiendo de la sintomatología según lo que a continuación se señala. Es importante tener en consideración que esta información es solo un referente, el médico es quien de manera particular le dará al paciente una prescripción médica indicando las cantidades y los tiempos en que debe llevar la ingesta del trimetoprima sulfametoxazol.

En el caso de que el médico quiera tratar la enfermedad de la otitis, se indica la ingesta de 800/160 mg., para hacerlo cada doce horas en un lapso de tiempo de catorce días como máximo.
Si lo que el médico va a tratar es un caso de diarrea, conocida como de viajero, entonces la dosificación correspondería a una ingesta promedio de 800/160 mg., de trimetoprima sulfametoxazol, cada doce horas, en un periodo comprendido de cinco días.

Si de acuerdo a la sintomatología, el médico llega al diagnóstico de que el paciente tiene neumonía, entonces seguramente indicará por prescripción médica la dosificación de un promedio de 15 mg., a 20 mg., por cada kilo; cada seis u ocho horas, en un periodo de al menos catorce días.

Si se va a tratar un caso de bronquitis, la dosificación promedio consiste en la recomendación de ingerir la cantidad de trimetoprima sulfametoxazol de 800/160 mg., cada doce horas, en un periodo que comprende los catorce días seguidos.

Presentación médica de antibiótico

Efectos secundarios del consumo del Trimetoprima sulfametoxazol

  • Casos de urticaria.
  • Sensación de náuseas.
  • Se observa que la orina es oscura.
  • Se observa en las heces un color rojizo.
  • Se dan casos de dificultad para orinar.
  • Situaciones de dolor en el estómago.
  • Pacientes presentan casos de dolor muscular.
  • Disminuye de manera gradual el apetito.
  • Pacientes refieren dificultad a la hora de respirar.
  • Evidencia de hinchazón en el rostro y/o lengua.
  • Dolor en la garganta.
  • Inflamación en la garganta.
  • Casos de dolor de cabeza.
  • Evidencia de moretones que aparecen inexplicablemente.
  • Pacientes desarrollan ampollas en la piel.
  • Pacientes desarrollan descamación en la piel.
  • Situaciones de hormigueo frecuente de nivel intenso.
  • Situaciones de salpullido de color rojizo.
  • Casos de convulsión moderado o grave.
  • En algunos casos se percibe un pulso débil.
  • Hay pacientes que manifiestan una disminución en su ritmo cardíaco.
  • Pacientes muestran una piel de colores pálidos.
  • Pacientes en un estado frecuente de irritabilidad.
  • Algunas personas refieren episodios de alucinación.

Contraindicaciones por el uso del Trimetoprima sulfametoxazol

Este es un medicamento que se encuentra contraindicado en pacientes que resultan alérgicos a su componente activo. También es así en los casos de las mujeres que están en periodo de lactancia materna. En los pacientes que refieren una anemia también está contraindicado.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Trimetoprima sulfametoxazol?

Se debe tener precaución en torno a las situaciones en la que se recomienda no ingerir el trimetoprima sulfametoxazol, como puede ser el caso de los pacientes que dentro de su historial clínico presentan enfermedades que están relacionadas con el funcionamiento del hígado. En otros casos, si como paciente ha padecido o padece de alguna enfermedad relacionada con la sangre, también deben de actuar con precaución.

Hay pacientes que se encuentran con alguna enfermedad relacionada con el funcionamiento del riñón, en esa condición deben de actuar de manera preventiva en relación al uso del trimetoprima sulfametoxazol; lo mismo si una paciente se encuentra embarazada.

Si como paciente padece de la enfermedad del alcoholismo, debe valorar el riesgo-beneficio de no tomar, en caso de ser necesario el trimetoprima sulfametoxazol, porno dejar de beber. Lo ideal es que se abstenga de ingerir alcohol al menos durante el lapso de tiempo en que se indicará el tratamiento con estos medicamentos.
CONSULTA A TU MÉDICO.