Saltar al contenido

Para qué sirve el Ácido fólico

El Ácido Fólico es un medicamento que forma parte del grupo de la vitamina B; de hecho, los médicos y químicos, entre otros, suelen conocer al ácido fólico como folato y/o vitamina B9. La función central de este es el de ayudar a la formación continua de los llamados glóbulos rojos. También tiene la tarea de ser un agente protector de las células que se encuentran en nuestro organismo.

Otras funciones que tiene es el de ser un agente activo que interviene en los procesos de síntesis de lo que son las purinas. Ayuda al proceso del metabolismo del ARN y el ADN. Es un estimulante para los ácidos del aparato digestivo. También es un agente que ayuda a disminuir drásticamente la posibilidad de que se manifieste algún tipo de complicación en el desarrollo del feto en las mujeres embarazadas.

También es importante la ingesta del ácido fólico, ya que ayuda a las personas a disminuir de manera importante las complicaciones cardiacas. También es una ayuda para que se pueda prevenir la presencia del cáncer. En otro orden es un estimulante para poder hacer que las personas tengan apetito. Otro beneficio importante de consumir el ácido fólico es la disminución la esclerosis múltiple.

Propiedades del Ácido Fólico

Tiene la propiedad física evidente de ser un componente soluble, por esa razón es que se combina en agua para que surja ese efecto. La ingesta de dicho medicamento, de manera moderada no implicará ningún riesgo para la persona que lo haga, hay que tener en cuenta que en caso de que por alguna razón se ingesta demasiado ácido fólico, este se desecha por las heces y la orina.

Caja de Ácido Fólico

Mecanismos de acción del Ácido Fólico

Una vez que se consume el ácido fólico, tiende a convertirse en un ácido de tipo tetrahidrólico, el cuál es un componente necesario para el proceso de síntesis de las nucleoproteínas. Lo que sucede es que llegan a absorberse en lo que es la parte del trato gastrointestinal, para después adquirir los nutrientes necesarios el propio organismo.

Hay personas, sin embargo, que presentan un síndrome de mala absorción, en ese caso, debe disminuirse la incorporación del folato en las dietas y evaluar otras posibilidades de mejorar las condiciones de salud. Además, es necesario que se sepa que es el hígado el que se encarga de absorber tanto el ácido fólico como el ácido ascórbico. La capacidad que tenga el órgano dependerá la cantidad de ácido fólico.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Ácido Fólico?

El Ácido Fólico sirve para:

Es importante tener en consideración que la ingesta del ácido fólico es ideal para todo tipo de personas, dependiendo de las propias necesidades de cada uno. Es importante sin embargo, saber que existen casos muy particulares que por sus necesidades requieren de mayor ingesta del ácido fólico. Lo que se busca en todos esos casos es que la persona que lo requiera, tenga buena salud.

  1. Mujeres embarazadas: aquellas mujeres en estado fértil y, sobre todo, en la etapa de lactancia materna. Es necesaria la ingesta del ácido fólico debido a que con esto es menos probable que se presente alguna complicación en el feto a cuestiones neurológicas, principalmente. También es necesario para que no se presente algún tipo de malformación congénita.
  2. Ancianos: se considera que a partir de los 65 años, las personas tienden a producir menos cantidades de los componentes del ácido fólico, por lo que será necesario un complemento. De ahí la necesidad de consumirlo de manera externa. Otro factor determinante de la necesidad de hacer esto, es que las personas adultas mayores tienen menos capacidad de absorberlo.

¿En qué presentaciones se vende el Ácido Fólico?

  • Frasco con 120 o 240 ml., de solución oral, con 20 mg., de ácido fólico por 100 ml, vaso dosificador.
  • Frasco con 120 y 240 ml., de solución oral, con 40 mg., de ácido fólico por 100 ml., vaso dosificador.

Dosis del Ácido Fólico

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

El ácido fólico se debe consumir en cantidades moderadas, de hecho, lo ideal es que el médico suministre una receta para un mejor control. Algo que debemos tener en cuenta que para que un cuerpo esté sano, requiere de cierta cantidad de ácido fólico, y por lo mismo, cada cuerpo es diferente en ese sentido así como las necesidades de ingesta de ese medicamento.

Efectos secundarios del consumo del Ácido Fólico

Es poco común que una persona presente algún tipo de efecto secundario por consumir el ácido fólico, sin embargo, debe tenerse en cuenta un criterio de no exagerar el consumo del mismo. En algunas ocasiones se suele presentar en las personas cierto nivel de toxicidad que se manifiesta en la función renal. Se evidencia físicamente en las personas cuando se toman grandes cantidades en la orina.

Contraindicaciones por el uso del Ácido Fólico

Bajo ninguna circunstancia, el ácido fólico deberá consumirse por parte del paciente, de manera exagerada, ya que será necesario primero, que el médico tenga la certeza de que el paciente tenga algún tipo de anemia de carácter pernicioso. Es importante además, tener en cuenta que la ausencia notable del ácido fólico, puede provocar en las personas, una anemia hemolítica que agrava la salud.
CONSULTA A TU MÉDICO.