Saltar al contenido

Para qué sirve el Complejo B

El Complejo B es uno de los más importantes agentes vitamínicos que podemos encontrar en el mercado y que ofrece muchos beneficios para nuestra salud. El complejo B forma parte de un grupo de vitaminas de tipo hidrosoluble, es decir, es una pastilla que se puede disolver en el agua. La función básica de la misma es de proporcionar a nuestro organismo las siguientes ocho vitaminas: B1, B2, B5, B6, B7, B9 y la B12.
Esto le permite al ser humano, desarrollar en su organismo niveles óptimos de rendimiento en su vida cotidiana y mantener en buen estado su salud. Para ello es necesario no solo consumirlo sino estar acompañado de una dieta balanceada y hacer diariamente ejercicios para mantener una buena salud. Todo esto debe realizarse de manera integral.

Algo que se debe tener en cuenta es que tanto la dosis como el rendimiento que provea el complejo B, dependerá de varios factores como la edad, condiciones de salud, el sexo, el entorno en el que se vive, la calidad alimenticia; entre otros factores. Por ello, es necesario establecer una consulta y evaluar de manera particular cada caso. Los análisis clínicos ayudan a tener un mejor criterio.

Propiedades del Complejo B

Este es un tipo de complejo vitamínico que se conforma de varias vitaminas cuya propiedad principal es la de ser hidrosoluble, es decir, se disuelven fácilmente en agua. Todas estas vitaminas se pueden encontrar, de manera natural en los alimentos, sean estos de origen animal y/o vegetal. El hecho de que exista el complejo B en forma de tabletas es para complementar la falta de vitaminas.

Otra propiedad del complejo B que es relevante es que en el cuerpo, suele funcionar también como un agente metabólico a través de los hidratos de carbono. También, suelen desarrollarse algunos sistemas de tipo enzimático que ayudan a la oxidación de tipo celular al organismo. Suele ser un agente importante para el proceso de metabolismo de algunos aminoácidos.

Vitaminas en forma de complejo B

Mecanismos de acción del Complejo B

Tiene la capacidad de funcionar en el proceso del metabolismo en sus diferentes etapas. Esto, dependiendo de cada componente del complejo B., ayuda de manera particular a los procesos de metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas. Una de las características fisiológicas del complejo B es que no suelen almacenarse en el propio organismo, de tal manera que es necesario su consumo frecuente.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Complejo B?

El Complejo B  sirve para:

  • Dieta insuficiente o incompleta de vitaminas.
  • Efectos de poli neuropatías.
  • Patologías gastrointestinales.
  • Efectos de avitaminosis.
  • Efectos de hipovitaminosis.

¿En qué presentaciones se vende el Complejo B?

  • Caja con 250 tabletas, cada tableta contiene 1 mg.

Dosis del Complejo B

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Normalmente este tipo de vitaminas, al ser de tipo hidrosoluble, tiende a administrarse vía oral. Es común que las dosis del complejo B sea de 25 a 250 mg. por día. Dependerá mucho de las condiciones actuales del paciente en relación a los niveles vitamínicos que presente y el análisis del tipo de dieta que está llevando, junto con otras variables de estudio clínico.

Efectos secundarios del consumo del Complejo B

Generalmente, este tipo de vitaminas tienen la capacidad de adaptarse a cualquier cuerpo que lo consume. El complejo B, rara vez presenta algún efecto secundario. Cuando este se ha llegado a manifestar, normalmente se relaciona con la presencia en el paciente de una sensibilización de tipo alérgico. En otros casos se puede observar hinchazón en el cuerpo e incluso episodios frecuentes de diarrea.

Cuando se administraba el complejo B por vía parenteral, se observaba la presencia de shock de tipo anafiláctico, por lo que no se recomienda actualmente ese modo de administración del complejo B. Por último, cuando se ha llegado a combinar con la nicotinamida, se han presentado cuadros de rubor de tipo cefálico, acompañado de prurito en la cara.

Contraindicaciones por el uso del Complejo B

Normalmente debe indicársele al médico cuando se le receta el complejo B, si se es alérgico, sobre todo porque precisamente los componentes de este medicamento provocan alergias de tipo angioedema. También es necesario precisar si cuenta con algún tipo de asma o urticaria. Se debe tener presente que el consumo de complejo B en algunos casos puede desarrollar un tipo de shock de carácter anafiláctico.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Complejo B?

Es necesario evitar la ingesta del complejo B en pacientes que presentan algún nivel de úlcera péptica. También no debe consumirse si el paciente ha sido diagnosticado con diabetes mellitus. Si cuenta con algún tipo de insuficiencia renal o de tipo hepático. Se debe tener especial atención a no tener por mucho tiempo el consumo de dosis altas de complejo B ya que puede desarrollar algún tipo de neuropatía.
CONSULTE A SU MÉDICO.