Saltar al contenido

Para qué sirve el Lansoprazol

El Lansoprazol es un tipo de medicamento que tiene como función central de ser un antiulceroso, esto es, un tipo de bloqueante de naturaleza selectiva de lo que son los protones. Es un medicamento que de acuerdo a sus propiedades, pertenece al grupo de los fármacos de tipo inhibidor de lo que es la bomba de los protones, los cuales tienen la facultad de disminuir de manera considerable los niveles de secreción del ácido en el estómago.
En el caso particular de las presentaciones en cápsulas, que resultan ser, por su naturaleza, gastrorresistentes; tiene sacarosa dentro de sus componentes. Este dato es importante tenerlo en consideración, sobre todo si el paciente cuenta con una intolerancia a lo que son los azucares. La indicación de la ingesta de este fármaco resultaría en estos casos, contraproducente.

Propiedades del Lansoprazol

Entre sus principales propiedades que se pueden encontrar en este tipo de medicamento, está el de ser un derivado de lo que se conoce como benzimidazólico de segunda generación. A diferencia de lo que es el omeprazol, el lansoprazol, desarrolla un grupo de trifluoroetoxi, en lo que es la estructura base del compuesto químico. Esta condición hace que exista una mayor capacidad de biodisponibilidad en los beneficios farmacológicos en los pacientes.

En otras condiciones, llega a ejercer en el paciente un efecto de naturaleza bactericida que actúa directamente contra el agente que llega a producir lo que es la producción recurrente de la gastritis, la cual desarrolla enfermedades de tipo ulcerosa gastroduodenal.

El lansoprazol, además, se conoce como un tipo de fármaco que desarrolla un efecto de ácido-lábil, por lo que cuando se administra por la vía oral, por indicación del médico, se hace a través del uso de lo que son las cápsulas que contienen microgránulos de tipo gastrorresistentes. En ello encontramos cierta similitud con el omeprazol.

Hay que tener en cuenta que una vez que el paciente ingiere el lansoprazol, su proceso de pico plasmático se alcanza en promedio, dentro de las primeras dos horas. Es necesario también tener en cuenta que el grado de biodisponibilidad del fármaco en cuestión, suele ser afectado en su comportamiento óptimo, cuando el paciente ingiere algunos alimentos, debido a que retrasa el proceso de absorción.

Mecanismos de acción del Lansoprazol

Tiene la capacidad de poder inhibir los niveles de secreción de lo que es el ácido en el estómago.

¿Para qué enfermedades sirve tomar el Lansoprazol?

El Lansoprazol sirve para:

  • Tratamiento de enfermedades de naturaleza ulcerosa gastroduodenal.
  • Tratamiento por esofagitis causado por reflujo.
  • Tratamiento por presencia de úlcera de tipo gástrico.
  • Tratamiento de úlcera de tipo duodenal.
  • Tratamiento del síndrome de Zollinger-Ellison.

¿En qué presentaciones se vende el Lansoprazol?

  • Caja con 14 tabletas con capa esférica de 30 mg., cada una.
  • Caja con 14 cápsulas de 15 mg., cada una.
  • Caja con 14 tabletas con capa esférica de 30 mg., cada una.
  • Caja con 28 cápsulas de 15 mg., cada una.
  • Caja con 14 tabletas oral de 30 mg., cada una.
  • Caja con 14 cápsulas de 30 mg., cada una.
  • Caja con 14 cápsulas de 15 mg., cada una.

Dosis del Lansoprazol

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

En el caso particular del tratamiento de lo que es la esofagitis causada por reflujo y/o la úlcera de tipo duodenal, la dosificación que el médico recomienda es la ingesta de 30 mg. al día de lansoprazol, en una sola toma. De preferencia, se recomienda que la ingesta del fármaco sea fuera de los alimentos, para una mejor absorción de sus propiedades.

El tratamiento en cuestión, los médicos tratantes suelen indicarlo para un periodo que comprende de dos a cuatro semanas, dependiendo del daño que se esté tratando, en lo que respecta a la presencia de una úlcera de tipo duodenal. En casos como la esofagitis por reflujo y/o la úlcera de tipo gástrico, el tratamiento suele implementarse en un periodo de cuatro a ocho semanas en promedio.

En el caso particular de los pacientes que presentan un síndrome de Zollinger-Ellison, los tratamientos son más específicos, al grado de que la dosificación es muy particular. La dosificación entra en un rango de 60 mg., a 120 mg., diarios. En el caso particular de los pacientes que refieren una úlcera de tipo gastroduodenal, dentro de un tratamiento que corresponde de cuatro a ocho semanas, si no se ha presentado alguna mejoría, se incrementará la dosis correspondiente por más tiempo.

Remedio para la esofagitis causado por reflujo

Es muy importante que como paciente, se sigan al pie de la letra las indicaciones del médico tratante. En caso de tener dudas, hacérselas saber de manera inmediata al propio médico. Es importante no suspender bajo ninguna circunstancia el tratamiento que se le ha indicado, es ideal terminar con dicho tratamiento.

En el caso particular de las cápsulas, estas deben de ingerirse de manera total, acompañado de agua, jamás deben de masticarse y/o romperlas. Se recomienda que la ingesta diaria del lansoprazol, se haga al menos media hora antes del desayuno, para poder optimizar el efecto curativo en los pacientes.

Efectos secundarios del consumo del Lansoprazol

  • Presencia moderada de casos de diarrea.
  • Casos de constipación.
  • Desarrollo de náuseas.
  • Presencia de cefalea.
  • Episodios de ronquido.
  • Presencia de efectos de urticaria.
  • Se notan casos de erupción de tipo cutáneo leve.
  • Presencia de espasmos musculares.
  • Manifestación de temblor de manera incontrolable e involuntaria  del cuerpo.
  • Se dan casos de erupción cutánea intensa.
  • Casos de inflamación en los ojos.
  • Casos de convulsión.
  • Efectos de inflamación en la boca.
  • Casos de inflamación en la lengua.
  • Dolor de estómago intenso.
  • Presencia de latidos en el corazón de manera irregular en su frecuencia.
  • Latidos en el corazón de manera rápida.
  • Presencia de diarrea de nivel grave acompañado de heces acuosas.
  • Latidos en el corazón de forma intensa y/o fuerte.
  • Desarrollo de inflamación en la zona de la garganta.
  • Se desarrollan casos de estreñimiento.
  • Sensación de mareos.
  • Sensación de cansancio excesivo.
  • Casos de dificultad para poder respirar.
  • Presencia de salpullido.
  • Casos de dificultad para poder tragar de manera normal.
  • Desarrollo de descamación en la piel.

Contraindicaciones por el uso de la Lansoprazol

Este medicamento se encuentra contraindicado en aquellos pacientes que han presentado o presentan casos de hipersensibilidad a todos los derivados de los benzimidazólicos. También para aquellos pacientes que padecen o tienen antecedentes clínicos por casos de insuficiencia hepática de nivel severo.

Este fármaco se encuentra contraindicado además, en aquellos pacientes que han padecido de alguna enfermedad relacionada con el funcionamiento del riñón y/o el hígado. En los casos en los que el médico, por necesidades de tratamiento, prescribe la ingesta de lansoprazol, en pacientes que tienen una úlcera de tipo gástrico, que fueron causados por tomar algunos antiinflamatorios; deberá tener un estricto control de estos casos clínicos.

¿Cuáles son las precauciones al tomar el Lansoprazol?

Este fármaco no debe administrase en pacientes que se encuentran embarazadas o en periodo de lactancia materna. Otras precauciones a tener en cuenta es que el paciente, en el momento de la consulta, deberá informar al médico tratante, en caso de serlo, si es alérgico al propio lansoprazol.

También es importante que el médico sepa exactamente, en caso de serlo, qué tipo de medicamentos está tomando y para qué tipo de tratamientos, en ese momento. Incluso de aquellos suplementos alimenticios y/o vitaminas. Especial cuidado se debe tener si el paciente está tomando rilpivirina.

En el caso particular de que como paciente, tenga antecedentes de haber padecido, o incluso, padece de bajos niveles de magnesio; el médico tratante debe saberlo en el momento de la consulta. Lo mismo si se ha dado un caso de enfermedad relacionado con el funcionamiento del hígado.

Algo que hay que tener en cuenta, es que el lansoprazol, puede adquirirse sin receta médica. En este caso, y por decisión propia del paciente, decide tomar este fármaco; deberá informarle al médico de cabecera si como paciente ha padecido al menos durante un periodo de más de tres meses, de acidez estomacal. También es importante mencionar si ha padecido o padece de estos síntomas: mareo, sudoración, dolor de pecho, aturdimiento, falta de aire, dolor en los hombros, dolor en la zona del cuello, pérdida de peso de manera evidente e inexplicable, sensación de vómito y/o náuseas.

Otra medida preventiva que se debe tomar es, en caso de ser así, si como paciente tiene más de cincuenta años, preguntar al médico si es necesario y/o pertinente tomar el lansoprazol. Esto es así, debido a que existe el riesgo latente de presentar un importante cuadro de diarrea severa. En otros casos, es posible que se presente una fractura en partes como la cadera, las muñecas o incluso la columna vertebral.
CONSULTA A TU MÉDICO.