Saltar al contenido

Para qué sirve la Ranitidina 300 mg

La ranitidina tiene una facultad como acción terapéutica de fungir como un antiulceroso, esto es gracias a que actúa como un antagonista de lo que es el funcionamiento de los receptores H2 de la histamina.

Propiedades de la Ranitidina 300 mg

Desarrolla un comportamiento antagonista de lo que es la acción de la histamina a través de un bloqueo de nivel competitivo y al mismo tiempo, selectivo, de lo que son los receptores tipo H2. Tiene también la capacidad de atravesar lo que es la barrera placentaria. Una vez que cumple su ciclo, este se llaga a metabolizar en el hígado, eliminándose posteriormente por la vía renal.

Mecanismo de acción de la Ranitidina 300 mg

Funge como un antagonista de los receptores de tipo H2 de lo que es la histamina dentro de lo que son las células parietales del estómago. Además, ayuda en el proceso de inhibición de la secreción que es resultado de un estímulo por el ácido gástrico, junto a ello, reduce lo que es la producción de lo que se conoce como pepsina.

¿Para qué enfermedades sirve tomar de la Ranitidina 300 mg?

La Ranitidina 300 mg sirve para:

  • Tratamiento de las úlceras de tipo duodenal.
  • Tratamiento del síndrome de Zollinger-Ellison.
  • Tratamiento de casos de úlcera gástrica.
  • Tratamiento por hemorragia de tipo esofágico.
  • Tratamiento por casos de úlcera sangrante.
  • Tratamiento de la esofagitis péptica.
  • Tratamiento por hemorragias de tipo gástrico.
  • Tratamiento coadyuvante en preoperatorios.

¿En qué presentaciones se vende la Ranitidina 300 mg?

  • Acloral con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Acloral con 30 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Aldivina con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Anistal con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Azantac con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Azantac con 30 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Dinaxin con 20 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Flatmed con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Flatmed con 30 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Flatmed con 100 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Gastrec con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Katalem con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Katalem con 30 tabletats de 300 mg., cada una.
  • Minadem con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Radyn con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Ranepal con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Raniger con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Ranisen con 10 comprimidos de 300 mg., cada una.
  • Ranisen con 30 comprimidos de 300 mg., cada una.
  • Ranitidina Bruluart con 10 grageas de 300 mg., cada una
  • Ranitidina Bruluart con 50 grageas de 300 mg., cada una.
  • Ranitidina Bruluart con 60 grageas de 300 mg., cada una.
  • Ranitidina Bruluart con 100 grageas de 300 mg., cada una.
  • Raudil con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Raudil con 20 tabletas de 30 mg., cada una.
  • Redacid con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Serranit con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Serranit con 100 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Serviradine con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Syngasy con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Terodul con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Terodul con 30 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Tianax con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Ulgastrin con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Ulgastrin con 30 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Ultran con 10 tabletas de 300 mg., cada una.
  • Unitin con 10 tabletas de 300 mg., cada una.

Medicamento para el estómago

Dosis de la Ranitidina 300 mg

LA PRESENTE INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER EDUCATIVO Y NO REPRESENTA UNA PRESCRIPCIÓN MÉDICA. SIEMPRE CONSULTE A SU MÉDICO ANTES DE CONSUMIR CUALQUIER MEDICAMENTO.

Una vez que el paciente, ingiere la ranitidina, bajo prescripción médica, se absorbe de manera inmediata en lo que es el tracto gastrointestinal. La dosis que regularmente el médico prescribe en los pacientes adultos, es de 150 mg., a través de la vía oral. Esto se deberá realizar por dos ocasiones al día. A veces los médicos recurren a la prescripción de una sola toma de 300 mg., en las noches antes de acostarse.

El periodo de tiempo en que deberá realizarse este tratamiento es de una media de cuatro a seis semanas. En caso de que el tratamiento llega a surtir efecto, este se puede suspender. Es necesario aclarar que será solo el médico de cabecera y no el paciente quien detendrá el tratamiento.
Se debe de tener en cuenta que existen varias presentaciones en lo que es la ranitidina; como son las tabletas, los gránulos efervescentes, las tabletas efervescentes y el jarabe.

Efectos secundarios del consumo de la Ranitidina 300 mg

  • Suelen darse casos de dolores de cabeza.
  • Desarrollo de vértigo.
  • Edema angioneurótico.
  • Sensación de náuseas.
  • Presencia de estreñimiento.
  • Casos de broncoespasmos.
  • Casos de dolor estomacal.
  • Casos de constipación.
  • Pacientes con erupción cutánea.

Contraindicaciones por el uso de la Ranitidina 300 mg

La ranitidina es una medicina que se encuentra estrictamente contraindicado en aquellos pacientes que reflejan una hipersensibilidad al componente activo. Se encuentra contraindicado además, en aquellas pacientes que se encuentran embarazaras o en periodo de lactancia materna.

En el caso de los pacientes que padecen de alguna enfermedad relacionada con una disfunción hepática o de carácter renal, deben ser tratados por el médico bajo la evaluación riesgo-beneficio.

¿Cuáles son las precauciones al tomar la Ranitidina 300 mg?

Este es un medicamento que deberá utilizarse con precaución en aquellos pacientes que tienen un padecimiento relacionado con la función hepática. En el caso de aquellos pacientes que cuentan con el padecimiento de una úlcera, es necesario saber que al suspenderse el tratamiento por indicación del propio médico, este puede reaparecer.

Es importante que el médico sepa, ya sea porque viene en el historial clínico y/o le comente el propio paciente, que está tomando otros medicamentos y para qué tratamiento. Incluso debe saber el médico qué suplementos alimenticios, si es el caso, o vitamínicos está ingiriendo. También es necesario que el médico sepa si el paciente en cuestión, ha padecido o padece de enfermedades en el riñón o en su caso, del hígado.

El médico deberá antes de prescribir la ingesta de la ranitidina, realizar una serie de estudios para poder descartar la presencia de una enfermedad tumoral. En el caso de los pacientes, estos no deben medicarse por cuenta propia, sobre todo cuando se tiene la idea de que este fármaco cura las afecciones como las malas digestiones.
CONSULTA A TU MÉDICO.